Jorge Bucay

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Jorge Bucay
«La felicidad es la certeza de no sentirse perdido».
«La felicidad es la certeza de no sentirse perdido».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Jorge Bucay (n. Buenos Aires; 30 de octubre de 1949) es un psicodramatista, terapeuta gestáltico y escritor argentino. Se graduó como profesor en 1973, en la Universidad de Buenos Aires, empezando su especialización en enfermedades mentales en el servicio de Interconsulta del Hospital Pirovano de Buenos Aires y en la Clínica Santa Mónica del partido Bonaerense de Vicente López, completando su formación como terapeuta en Chile y en Estados Unidos. Se autodefine como «ayudador profesional» ya que, mediante sus conferencias y sus libros, ofrece herramientas terapéuticas. Además tuvo una carrera profesional como psicodramatista.

Citas[editar]

  • "El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es».
  • "Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes».
  • «La felicidad es la certeza de no sentirse perdido».
  • «Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero».
  • «No hay que morir por el otro, sino vivir para disfrutar juntos».
  • «El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede».
  • «No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones».
  • «Hacer el amor implica una conexión con el amor que no se da todo el tiempo, ni siquiera entre dos personas que se aman».
  • «El amor es el regocijo por la sola existencia del otro».
  • «La elaboración del duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida de lo que no está, valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que comporta su ausencia».
  • «Crecer sin que la altura me haga perder de vista lo importante. Y lo importante... Es la vida».
  • «¿El camino que se elige es siempre el correcto? Lo correcto está en la elección, no en el acierto».
  • «Cada vez que algo se va, deja lugar a lo que sigue».
  • «El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es».
  • «Nuestra vida es nuestra excluyendo responsabilidad».
  • «Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero».
  • «La muerte llegará, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie».
  • «Estar cerca del que más sabe hace más sabio al que no sabe».
  • «Es cierto que nadie puede hacer siempre todo lo que quiere, pero cualquiera puede no hacer nunca lo que no quiere».
  • «Solo me inquieta un poco pensar que tal vez mañana yo sea demasiado viejo para hacer lo que he dejado pendiente».
  • «La magia solo dura mientras persiste el deseo».
  • «Intentar escapar de los malos pensamientos es ir a buscarlos».
  • «Nadie tiene más posibilidades de caer en el engaño que aquel para quien la mentira se ajusta a sus deseos».
  • «Creo que la felicidad puede lograrse, siempre y cuando uno no caiga en la estúpida idea de creer que ser feliz es estar riéndose todo el día».
  • «Si está en un callejón sin salida, no sea tonto... salga por donde ha entrado».
  • «Jamás te persigas creyendo que ya deberías sentirte mejor. Tus tiempos son tuyos. Recordá que el peor enemigo en el duelo es no quererse».
  • «Es mediante la actualización y la expresión de los sentimientos que la persona en duelo se puede sentir aliviada y liberada».
  • «Cada vez que algo se va, deja lugar a lo que sigue».
  • «No hay ninguna felicidad, y de eso estoy seguro, que se pueda obtener del escapar, y mucho menos de huir hacia el pasado».
  • «Las dificultades se nos revelan, pues, como etapas positivas de la vida, ya que son ellas las que nos permiten llegar a la felicidad».
  • «La muerte de un ser querido es un hecho inevitable en nuestras vidas y el crecimiento que de eso deviene también».
  • «No nos enamoramos del potencial del otro, sino de lo que el otro verdaderamente es. Y mientras estemos juntos, alentémoslo para que lo deje salir cada vez más».
  • «(...) También nos educan diciéndonos que es con esfuerzo que se consiguen cosas y que, junto a esas cosas, llegará la felicidad. La verdad es que yo creo que eso es una gran mentira. Una mentira socialmente aceptada, universalmente determinada, pero una mentira al fin. Yo no creo para nada en el esfuerzo como camino para hacer algo. Digo, no creo que haya que esforzarse, sino que hay que dedicarse, que no es lo mismo. La dedicación a algo, la apuesta de todo lo que soy al servicio de un proyecto, no es un esfuerzo. Yo no creo en el esfuerzo, en el sentido de forzarme a hacer lo que no quiero hacer. No creo en los logros que se consiguen desde el esfuerzo. Sí creo en la elección de un camino, si creo en los rumbos que me fijo».
  • «El amor concede, empuja, fomenta que aquellos a quienes yo amo transiten también espacios cada vez menos dependientes».
  • «Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo.

De sus libros[editar]

  • «El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz de cambiar con él; creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior, permanecer igual».
  • «Encontrar el sentido de tu vida es descubrir la llave de la felicidad».[1]
  • «Yo también necesitaba definirme; ya me habían discriminado, no era lo que eran los demás pero ¿qué era? Así que tuve que buscar una nueva manera de definirme. Y la encontré: ayudador profesional. Lo de ayudador por la ayuda, y lo de profesional porque estoy entrenado para el trabajo, y cobro por hacerlo».[2]

Referencias[editar]

  1. El camino de la felicidad (2002)
  2. El camino de la autodependencia