Jiddu Krishnamurti

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
జిడ్డు కృష్ణమూర్తి
Jiddu Krishnamurti
«La religión de todos los hombres debe ser la de creer en sí mismos».
«La religión de todos los hombres debe ser la de creer en sí mismos».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 28 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Jiddu Krishnamurti (en telugú: జిడ్డు కృష్ణమూర్తి) (n. Madanapalle, Andhra Pradesh; 12 de mayo de 1895 - m. Ojai, California, Estados Unidos; 17 de febrero de 1986) fue un reconocido escritor y orador filosófico y espiritual hindú considerado mundialmente como uno de los grandes pensadores y maestros religiosos de todos los tiempos. Sus principales temas incluyeron la revolución psicológica, el propósito de la meditación, las relaciones humanas, la naturaleza de la mente y cómo llevar a cabo un cambio positivo en la sociedad global.

Citas[editar]

  • "La religión de todos los hombres debe ser la de creer en sí mismos."


  • "No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma."


  • "Lo decisivo para traer paz al mundo es nuestra conducta diaria."


  • "La libertad consiste en reconocer los límites."


  • "Sólo cuando la mente está libre de ideas y creencias puede actuar correctamente."


  • "No se comprende primero y luego actúa. Cuando comprendemos, esa comprensión absoluta es la acción."


  • "Conoceremos el estado del amor solo cuando los celos, la envidia, la posesión y el dominio terminen. Mientras haya posesividad, no hay amor."


  • "Solo si escuchamos podremos aprender. Y escuchar es un acto de silencio; solo una mente serena pero extraordinariamente activa puede aprender."


  • "Si posees claridad, si eres una luz interna para ti mismo, nunca seguirás a nadie."


  • "La sabiduría no ejerce ninguna autoridad y aquellos que ejercen la autoridad no son sabios."


  • "La búsqueda se convierte en otra huida de lo que realmente somos."


  • "Solamente el individuo que no se encuentra atrapado en la sociedad puede influir en ella de manera fundamental."


  • "La verdad es la que libera, no el esfuerzo por ser libre."


  • "¿Ha notado usted que la inspiración llega cuando no la está buscando? Llega cuando toda expectativa se detiene, cuando la mente y el corazón se tranquilizan."


  • "Ningún libro es sagrado, lo puedo asegurar, igual que el periódico, son solo palabras impresas en papel, y tampoco en ellas hay nada sagrado."


  • "El miedo corrompe la inteligencia y es una de las causas de la egolatría."


  • "No te pierdas ni te confundas en las organizaciones, permanece solo y sencillo."


  • "La sabiduría no es una acumulación de recuerdos, sino una suprema vulnerabilidad a lo verdadero."


  • "Cuando no hay amor en nuestro corazón, solo nos queda una cosa: el placer; y ese placer es el sexo, por lo tanto este se convierte en un enorme problema."


  • "La tradición incapacita y entorpece la mente de manera inevitable."


  • "Por la esperanza del mañana sacrificamos el hoy, sin embargo la felicidad siempre está en el ahora."


  • "Cuando la mente está completamente silenciosa, tanto en los niveles superficiales como en los profundos; lo desconocido, lo inconmensurable puede revelarse."


  • "Entre dos soluciones, opta siempre por la más generosa."


  • "Pensar: Proceso de supervivencia, condicionante. Para sobrevivir, nos vemos forzados a pensar."


  • "Sembrando trigo una vez, cosecharás una vez. Plantando un árbol, cosecharás diez veces. Instruyendo al pueblo, cosecharás cien veces."


  • "Es porque somos tan secos nosotros mismos, tan vacíos y sin amor, que hemos permitido que los gobiernos se apoderasen de la educación de nuestros hijos y de la dirección de nuestras vidas."


  • "Guarda el libro, la descripción, la tradición, la autoridad, y toma la ruta para descubrirte a ti mismo."


  • "Lo que importa, sobre todo mientras se es joven, no es cultivar la memoria, sino despertar el espíritu crítico y el análisis; pues solo así se puede llegar a comprender el significado real de un hecho en vez de racionalizarlo."


  • “Ser ricos internamente es mucho más arduo que ser exteriormente ricos y famosos; se requiere mucho más cuidado, una atención más intensa.”


  • “La riqueza interior implica permanecer solos en lo psicológico; pero el hombre que desea ser famoso tiene miedo de estar solo, porque depende del halago de la gente y de la buena opinión de los demás.”


  • “Puede que sea inteligente en sus estudios, en su trabajo, que sea capaz de argumentar de manera muy astuta y razonable, pero eso no es inteligencia. La inteligencia va junto con el amor y la compasión…”


  • “¿Alguna vez se ha sentado en silencio, sin fijar su atención en nada, sin hacer esfuerzos para concentrarse, con la mente en calma, realmente en silencio? Entonces escucha todo, ¿no es cierto?”


  • “¿Por qué tenemos imágenes de nosotros mismos? Estas imágenes separan a las personas. Si tiene una imagen de sí mismo como suizo, inglés o francés, etc. , esta imagen no sólo distorsiona su observación de la humanidad, sino que también le separa de los demás.”


  • “El sacerdote, el político, el abogado y el militar, todos están para "ayudarnos", pero esa ayuda destruye la inteligencia y la libertad. La ayuda que necesitamos no está fuera de nosotros; no debemos suplicar ayuda, la ayuda llega sin que la busquemos…”


  • “Somos lo que poseemos. El hombre que posee dinero es el dinero, el hombre que se identifica con la propiedad es la propiedad, o la casa, los muebles. Lo mismo sucede con las ideas o con la gente, y cuando existe ese afán posesivo, no hay relación. Sin embargo, la mayoría poseemos porque si no, no tenemos nada más; si no poseemos somos cascarones vacíos. Por eso llenamos nuestra vida con muebles, música, conocimientos, con esto o aquello. Este cascarón hace mucho ruido y a ese ruido lo llamamos vivir y con eso, estamos satisfechos. Pero si surge una contrariedad, una pérdida, entonces sufrimos porque de pronto descubrimos lo que somos, un cascarón vacío sin mucho significado.”


  • “Libertad significa no seguir a nadie, ¿verdad? Uno debe estar libre para investigar y no aceptar, no buscar un guía, un sistema, un salvador, un gurú. La libertad implica que debe tener la capacidad para cuestionar, no lo que otro dice, sino cuestionarse uno mismo, inquirir, examinar toda la estructura de la mente humana, es decir, nuestra mente, su mente. Cualquier clase de conformidad, de imitación de un patrón o modelo, impide investigar con libertad.”


  • “Como saben, hay dos maneras diferentes de escuchar, a saber: escuchar casualmente, escuchar una serie de ideas, estando de acuerdo o en desacuerdo con ellas, pero también existe otra forma de escuchar que no sólo consiste en escuchar las palabras y su significado, sino también en escuchar lo que realmente está sucediendo en uno.”


  • “Aprender de uno mismo requiere humildad, requiere nunca asumir que conoce algo, se trata de aprender de uno mismo desde el principio y nunca acumular.”


  • “A lo largo de la vida, desde niños, desde el colegio hasta que morimos, nos educan comparándonos con otros; sin embargo, cuando me comparo con otro me destruyo a mí mismo.”


  • “¿Es posible vivir sin comparar, sin compararse con nadie? Eso significa que no hay alto ni bajo, que no existe uno superior y otro inferior. Uno es lo que es y para comprender "lo que es" debe terminar ese proceso de comparación.”


  • “Escuchar es un arte del que muy pocos son capaces. Nunca escuchamos, realmente. (…) Nunca escuchamos con profundidad, sin distorsión. (…) Nunca nos escuchamos unos a otros.”


  • “La verdad es verdad, es una y única. No tiene matices ni caminos; ningún camino conduce a la verdad. No hay camino hacia la verdad, ella debe llegar a uno. Y solo puede llegar cuando su mente y corazón son sencillos y tienen claridad, cuando hay amor en su corazón; no si su corazón está lleno de las cosas de la mente. Cuando hay amor en su corazón, no habla de organizarse y formar una hermandad, no habla de creencias, no habla de división o de las fuerzas que crean división, no busca reconciliación. Entonces, uno no es más que un ser humano sencillo, sin etiqueta, sin patria. Esto significa que debe despojarse de todas esas cosas, y permitir que la verdad se manifieste; y ella solo se puede manifestar cuando la mente está vacía, cuando la mente deja de inventar cosas; entonces llega sin que se la invite. Llega tan rápida como el viento, inadvertida. Llega secretamente, y no cuando uno mira y desea. De repente está allí tan rápidamente como la luz, tan pura como la noche; pero para recibirla el corazón debe estar lleno, y la mente vacía. Ahora tiene la mente llena y su corazón está vacío.”
    • J. Krishnamurti, Obras Completas, Tomo V, Benares, India 1949


  • “Aprender de uno mismo requiere humildad. Si empieza diciendo: “Me conozco”, ha dejado de aprender de sí mismo. O si dice: “No hay mucho más que pueda aprender de mí mismo porque ya sé lo que soy: un cúmulo de memorias, ideas, experiencias, tradición, una entidad condicionada con innumerables reacciones contradictorias, también ha dejado de aprender de sí mismo. Aprender de uno mismo requiere humildad, requiere nunca asumir que conoce algo, se trata de aprender de uno mismo desde el principio y nunca acumular. En el momento en que acumula conocimiento de sí mismo a través de su descubrimiento, eso se convierte en una plataforma desde la cual empieza a examinarse, a aprender y, por tanto, lo que aprende lo añade a lo que ya conoce. La humildad es un estado de la mente que nunca adquiere, que nunca dice “ya sé”.”
    • J. Krishnamurti, Charlas y diálogos en Saanen, 1967.


  • “Es evidente que, como se ha desgastado con la política, su problema no se limita a romper con la sociedad sino a volver totalmente a la vida, a amar y ser sencillo. Sin amor, haga lo que haga, nunca conocerá esa acción total que en sí misma pueda salvar al hombre. “Eso es verdad señor, no amamos, no somos sencillos”. ¿Por qué? Porque se preocupa por las reformas, las obligaciones, la respetabilidad, llegar a ser alguien, llegar a la otra orilla. En nombre de otros, se preocupa por sí mismo, está atrapado en su propia trampa, piensa que es el centro de esta hermosa tierra. Nunca se para a admirar un árbol, una flor, el fluir de un río; y si por casualidad lo hace, lo hace con los ojos llenos de las cosas de la mente, y no de amor y belleza. “De nuevo, eso es verdad. ¿Qué puede hacer uno?” Mire y sea sencillo.”
    • J. Krishnamurti, Comentarios sobre el Vivir, Tomo III.


  • “¿Cual es la verdadera función de un educador? ¿Qué es la educación? ¿Por qué nos educan? ¿Nos educan en absoluto? Aprobar unos exámenes, tener un trabajo, compitiendo, con esfuerzo y una ambición desmesurada, ¿es eso educación? ¿Qué es un educador? ¿Es aquel que prepara al estudiante para un trabajo, solamente para eso, para alcanzar algún logro técnico y poder ganarse la vida? Eso es todo lo que conocemos hoy en día. Hay muchas escuelas, universidades en las que se prepara a los jóvenes, a los niños y niñas, para que consigan un trabajo, para que tengan conocimientos tecnológicos, para que puedan ganarse la vida. ¿Es la función de un verdadero educador solo eso? Tiene que haber algo más, por que eso es demasiado mecánico. Entonces dice que el educador debe ser un ejemplo. ¿Está de acuerdo con esto? Tendrá que descubrir la verdad de eso, adentrarse en ello y, cuando lo haga, verá la verdad, a saber, que no se necesita ningún ejemplo.”
    • J. Krishnamurti, Obras Completas, Tomo VIII, Madras Segunda charla pública, 6 de diciembre 1953.


  • “Uno es el mundo, no está separado del mundo, no es americano, ruso, hindú o musulmán. Uno no es ninguna de estas etiquetas y palabras, uno es el resto de la humanidad, porque su consciencia, sus reacciones son similares a las de los demás. Puede que hable un idioma diferente, tenga diferentes costumbres, eso es la cultura superficial, todas las culturas aparentemente son superficiales, pero su consciencia, sus reacciones, su fe, sus creencias, sus ideologías, sus miedos, ansiedades, su soledad, sufrimiento y placer son similares al resto de la humanidad. Si usted cambia, eso afectará a toda la humanidad.”
    • J. Krishnamurti, Diario II.


  • “Necesitamos una tremenda energía para que se produzca un cambio psicológico en nosotros mismos como seres humanos, porque hemos vivido demasiado tiempo en un mundo de falsedad, en un mundo de crueldad, violencia, desdicha, ansiedad. Para vivir con humanidad, con sensatez, uno debe cambiar. Para que se produzca un cambio en uno mismo y, por tanto, en la sociedad, uno necesita esa energía radical porque el individuo no es diferente de la sociedad: la sociedad es el individuo y el individuo es la sociedad. Y para que se produzca ese cambio necesario y fundamental en la estructura de la sociedad, la cual es corrupta, inmoral, tiene que darse un cambio en el corazón y la mente humana. Para que se dé este cambio, se necesita una tremenda energía y uno niega, envicia o distorsiona esa energía cuando actúa en base a un concepto, cosa que hacemos en nuestra vida cotidiana. El concepto está basado en la historia pasada, por tanto, en alguna conclusión, de modo que no es acción en absoluto, sino una simple aproximación a una fórmula. Así pues, uno pregunta si existe una acción que no se base en una idea, en una conclusión formada por cosas muertas que han sucedido en el pasado.”
    • J. Krishnamurti, Obras completas, Tomo XV, Charlas públicas en Europa, Ámsterdam 1968, 5ª charla pública, 22 de Mayo 1968.


  • “La libertad no se puede dar; la libertad es algo que surge cuando uno no la busca. Surge cuando uno descubre que es prisionero, cuando descubre por sí mismo el estado de estar condicionado, cuando descubre que es un prisionero de la sociedad, la cultura y la tradición, o de alguna cosa que le hayan contado. La libertad es orden - nunca desorden - y uno debe tener libertad, libertad total, tanto externa como internamente. Sin libertad no hay claridad, sin libertad, no puede amar, sin libertad no puede hallar la verdad; sin libertad no puede ir más allá de las limitaciones de la mente. Debe exigirla con todo su ser. Y cuando la exija de esta manera, descubrirá por sí mismo lo que es orden – y orden no es seguir un patrón, un molde; no es el resultado de un hábito.”
    • J. Krishnamurti, Obras Completas, Tomo VIII, Bombay, India, enero 1968.


  • “Bien, liberarse de todo eso es liberarse del pasado; es el estado de una mente que dice, “no sé,” y que a la vez no busca una respuesta. Una mente así no busca nada en absoluto, no espera nada; y solo en ese estado, uno puede decir, “comprendo”. Es el único estado en el que la mente es libre, y desde ese estado uno puede ver lo conocido, pero no al revés. Desde lo conocido, no se puede ver lo desconocido; pero cuando uno comprende ese estado de libertad de la mente, esa mente que dice, “no sé” y permanece con ese no saber y es por tanto, es inocente, desde ese estado uno puede funcionar, puede ser un ciudadano, estar casado, o lo que quiera. Entonces, lo que uno hace es relevante, tiene un significado en la vida. Pero nos mantenemos en el campo de lo conocido, con todos sus conflictos, luchas, disputas, agonías, y desde ese campo intentamos encontrar lo desconocido, por lo tanto no buscamos realmente libertad. Lo que queremos es la continuación, la extensión de la misma vieja cosa: lo conocido.”
    • J. Krishnamurti, Obras completas, Tomo XIV, Tercera charla pública, Saanen, 11 de julio de 1963.


  • “La virtud es libertad, no es un proceso de aislamiento. Solo en libertad, puede existir la verdad. Por lo tanto, es esencial ser virtuoso, y no respetable, porque la virtud produce orden. Solo el respetable está confuso, en conflicto; solo el respetable ejerce su voluntad como medio de resistencia, y una persona así nunca puede encontrar la verdad, porque nunca está libre.”
    • J. Krishnamurti, Bombay, 7 de Marzo,1948.


  • “La libertad es ser independiente, es no tener apegos, miedos, ser libre en la comprensión del deseo, el cual alimenta la ilusión. Hay una inmensa fuerza en ello, en esa independencia. El cerebro condicionado, programado, nunca es libre porque está lleno de conocimiento; y aquello que está programado, ya sea religioso o tecnológico, siempre es limitado. Esta limitación es el principal factor de conflicto. La belleza es peligrosa para un hombre que desea.”
    • J. Krishnamurti, Boletín 57 de la Krishnamurti Foundation Trust, 1989.


  • “La libertad no implica elección. Uno cree que es libre si puede elegir. No sé si alguna vez han investigado esta cuestión de la elección. Tienen una gran variedad a su alcance: numerosos maestros, gurús, yoguis, filósofos, científicos, psicólogos, analistas, todos bombardean su mente sin cesar, día tras día, y eligen de entre ellos, a aquellos que consideran deberían seguir y escuchar... Su elección se basa pues en su confusión, como es lógico, tanto si siguen o escuchan a un maestro, a un gurú, a un filósofo. Por tanto, ahí empieza su dependencia aunque al elegir creen que son libres. No cabe duda que la confusión es el trasfondo de la elección, ¿no están confundidos cuando eligen? ¿No se sienten inseguros cuando eligen uno de entre todos ellos? De modo que, en esencia, la elección surge de la confusión.”
    • J. Krishnamurti, Reflexiones sobre el yo.


  • “La muerte de un árbol es belleza, a diferencia de la del hombre. Un árbol muerto en el desierto, desprovisto de su corteza, curtido por el sol y el viento, con todas sus ramas desnudas abiertas a los cielos, es una vista maravillosa. Se cortan grandes secuoyas de cientos y cientos de años en unos minutos para hacer vallas, sillas, construir casas o abonar la tierra del jardín. El maravilloso gigante ha muerto. El hombre avanza más y más en los bosques, destruyéndolos y usándolos para la ganadería y la urbanización. Los parajes naturales están desapareciendo. Hay un valle, cuyas colinas circundantes son quizá las más antiguas de la tierra, en el cual se llegaron a ver osos, guepardos y ciervos, que han desaparecido completamente, ya que el hombre está por todas partes. Poco a poco, se está destruyendo y contaminando la belleza de la tierra. Aparecen vehículos y rascacielos en los sitios más inesperados. Cuando uno pierde su relación con la naturaleza y los cielos abiertos, pierde la relación con los demás seres humanos.”
    • J. Krishnamurti, Boletín 56 de la Krishnamurti Foundation Trust, 1989.