Esperando la carroza

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Esperando la carroza
Título original Esperando la carroza
País Argentina
Año de estreno 1985 (hace 29 años)
Dirección Alejandro Doria
Guion Alejandro Doria
Jacobo Langsner (basado en su obra homónima)
Reparto
Luis Brandoni, China Zorrilla, Antonio Gasalla, Mónica Villa, Betiana Blum, Julio De Grazia, Juan Manuel Tenuta, Lidia Catalano.

Esperando la carroza es una famosa película argentina de género comedia negra, clásico del cine cómico estrenada el 6 de mayo de 1985 e inspirada en la obra de teatro homónima del uruguayo Jacobo Langsner (estrenada por la Comedia Nacional del Uruguay en 1962 dirigida por Sergio Otermin) convirtiéndose en rotundo éxito teatral años mas tarde en la versión del Teatro Circular de Montevideo bajo la dirección de Jorge Curi, versión que estuvo varios años en cartel.

Dirigida por Alejandro Doria y escrita por éste junto a Jacobo Langsner. Protagonizada por grandes actores argentinos y uruguayos como Concepción Zorrilla, Luis Brandoni, Betiana Blum, Lidia Catalano, Juan Manuel Tenuta, Mónica Villa, Julio de Grazia, Darío Grandinetti, Andrea Tenuta y Cecilia Rosetto, Antonio Gasalla, Enrique Pinti. En la Argentina es un clásico del cine nacional. En el año 2009 y luego de 23 años, se reestrenó en teatro con gran éxito, pese al tiempo transcurrido.

Citas[editar]

Elvira[editar]

  • La charlatana de al lado me imita en todo: Yo hago puchero, ella hace puchero. Yo hago ravioles, ella hace ravioles. ¡Qué país![1]
  • Aquí no hay ninguna Pirula.[2]
  • ¡Minusválida mental![3]
  • ¡No me pongas más nerviosa de lo que estoy, carajo![4]
  • No tengo ningún inconveniente en decírtelo. Primero te lo dije porque tengo lengua, segundo te lo dije porque vivimos en un país independiente, soberano, libre, con libertad de expresión, sin censura, taráráblablablá y tercero porque se me antojó[5]
  • ¿Qué sabés de mí? ¡Hablá! Pero antes lavate bien la boca con lavandina, eh, porque yo no tengo nada que reprocharme en los dieciocho años que llevo de casada.
  • Elvira: ¿Pero qué te creés, que vas a manchar mi reputación ahora como me manchaste la alfombra recién? ¡Y no te quedes ahí como una momia griega sembrando la duda con Nora y Matilde!... ¿Qué tenes que decir?
    Susana: NNNaaadaaa...
    Elvira: No me salgas ahora con 'nnaadaa', como si escondieras un secreto horrible. ¡Si sabés algo, escupilo![6]
  • Es tan horrible tener que vivir toda la vida rodeada de gente bruta, sin cultura... Me cagó el loro.
  • Nora: Por nosotros no te preocupes. Abrí una latita de cualquier cosa.
    Elvira: ¡¡NO TENGO UNA LATITA DE CUALQUIER COSA!!
  • Doña Gertrudis, la profesora de francés: ¡Quel tragedie! ¿Pour quoi? ¿Pour quoi?
    Elvira: Sí, eso es lo que nos preguntamos todos... ¿Pur cuá? Pur cuá? ¡Vayan a verla, que le van a dar una gran alegría![7]
  • ¿Echar a la pobre vieja a la calle como si fuera un perro rabioso? ¡Pero dónde se ha visto cosa parecida! Pero, digo yo, ¿qué somos? ¿Negros, para ser tan salvajes? ¿O judíos, como para no tener ni siquiera creencias religiosas? No, esa mujer no tiene perdón de Dios, mirá... ¡Ojalá sea la vieja la que se tiró abajo del tren! El único consuelo que tengo, Nora, y gracias a Dios que me eduqué en una casa católica apostólica románica, es pensar que, un día de estos, Dios la va a llevar por su cuenta y le va a hacer pagar una por una todas sus fechorías, porque si hay algo en lo que creo es en Dios y en la justicia.[8]
  • Matilde: Los ravioles le salieron durísimos.
    Elvira: Los ravioles salieron durísimos... ¡Encima se me quemó el tuco!
    Sergio: ¿Qué se quema?
    Elvira: ¡LA CASA![9]
  • Te das cuenta con lo que hay que lidiar?... ¡No aguanto más el cuento de la mayonesa!... Que seas vos quien se atreve a hablar de mi corazón, ¡vos, que no tuviste el menor escrúpulo en echar a la calle a una anciana mártir, sólo porque te echó a perder una mayonesa de mierda!
  • ¿Así que yo soy la cornuda y a vos te ofende más?
  • Tanta lágrima inútil, tanto dolor malgastado, ¡pero por qué no se quedarán en sus países, esos comunistas muertos de hambre![10]
  • Qué lindo vestidito que tenés, parecés una modelo, qué linda que estás... ¡Qué horrible está esa criatura, cada día más igual al padre![11]
  • ¿Y vos qué hacés ahí parado? No esperarás una propina en un día de duelo como el de hoy.[12]
  • Ésta me sacó el carácter de los Musicardi, duros y egoístas. En cambio, nosotros, los Romero, somos tan sentimentales... pero, es mejor ser como ellos, se sufre menos...[13]
  • Emilia: ¿Y, apareció?
    Elvira: Tus hermanos fueron a la morgue a reconocer el cadáver de una vieja que se tiró abajo de un tren en Villa Luro.

Mamá Cora[editar]

  • ¿queres que te haga algo?,¿queres que te haga algo?
  • vos anoche hablaste de flancitos
  • No tenía cara de mayonesa.[14]
  • ¡Internaron a la Porota![15]
  • ¿Y cuando yo empiece a exigir, qué? Porque yo puedo empezar a exigir, ¿o no puedo? ¿Qué pasa si yo digo "los muebles son míos"? ¡"Las cacerolas son mías"! A ver, a ver, ¿qué pasa, eh? ¿Qué pasa? Ay... ¿Qué estaba yo diciendo?[16]
  • Si yo no estuviera aquí, diría que estoy allí.[17]
  • Yo siempre le pido a la Virgen, pero a la de Luján. A Lourdes no voy más. Iba siempre, traía el agua bendita para tomar con el mate, ¡pero la última vez me dio una diarrea! Lo que me acordé de esa Virgen...[18]
  • Mi marido, en el fondo, era bueno. Nunca nos hizo faltar de nada... Que a veces no teníamos para comer, es cierto.
  • La gente joven no encuentra sosiego.

Nora[editar]

  • Ah, no, no, no! Yo me voy! Thank you very much... Un domingo así, yo no paso... Es cosa de hábito... En casa de mis padres nunca se levantó la voz, ni para decir "buenos días". Así que son todos muy adorables, muy queribles, pero... Antonio!
  • ¡Yo no soy criatura! Detesto la violencia, eso es todo. Desgraciadamente yo no soy sensible, soy HIPER SENSIBLE. ¡Esto me aniquila, mis nervios no son de acero, yo me desintegro!
  • Adoro a los niños... Debe ser por eso que Dios me hizo estéril.[19]
  • Antonio vive soñando con tus comidas. Y te recuerda cada vez que ve las manchas de tuco que le quedan en las camisas. ¿Cuál es el secreto de tus tucos? No salen con nada.[20]
  • No soy muy amiga de las masas.
  • Daría mi reino por un vermouth.
  • Este hombre sí que tiene la felicidad pintada en la cara.
  • Sabés que, para mí, sos como la campiña inglesa... Verde, agradable, generosa.
  • ¿Con quién dejaste la nena, Susana?.

Dominga[editar]

  • Ésta es mayor; es mucho mayor, Mamá Cora... No sé cuánto, mire: lo único que sé es que nació cuando mi suegra estaba embarazada de la Porota, por eso estuvo tan mal... Se le juntaron los dos partos.[21]
  • Son dos horitas, Mamá Cora...'
  • perdon por el planton mama cora.. me pegue una corrida...!

Susana[editar]

  • "Mis otros maridos no están en este momento, a quién querés que le pregunte!!!?"
  • Susana: ¿QUÉ HIZO CON MI MAYONESA?
    Mamá Cora: Flancitos.
  • Nosotros no estamos invitados, hay que tener plata para que lo inviten a uno.[22]
  • ¡Yo no soy tía, yo soy pobre![23]
  • ¡Me pasé todo el invierno ahorrando peso a peso para comprarme un tapado, PERO LA VIEJA tuvo un ataque de hígado y todo lo que habíamos ahorrado se nos fue entre médicos y remedios!
  • Paralítica no sos, sobre todo de lengua.

Sergio[editar]

  • ¡Matilde el teléfono!
  • Es el único día de descanso que tengo
  • No pienso moverme de este sillón
  • Elvira: - A mí también me hubiera gustado quedarme en la cama hasta las 11. Pero vos tuviste la prodigiosa idea de invitar a almorzar a tu hermano Antonio y a Nora
    Sergio: - LES HUBIERAS DICHO QUE NO VINIERAN Y ¡WACHA!
    Elvira: Ahh! ¿Y privarte de los mimos que te hace Nora?
    Sergio: - ¿QUE MIMOS?
  • ¡Será posible! ¡¿No sabés lo que es una abuela?![24]

Antonio[editar]

  • ¡Noraa! ¡¿¡¿Que te pasa?!?!?!?.[25]
  • ¡Cachooooooooooo![26]
  • Ahí lo tenés al pelotudo.[27]
  • Antonio comiéndose una empanada: - Qué miseria, che... Qué miseria. ¿Sabés lo que tenían para comer?
    Sergio: - Empanadas.
    Antonio: Tres... Me partieron el alma... Tres empanadas que les sobraron de ayer para dos personas.[28]
  • Antonio: - Suerte que mis hermanos, tienen lo necesario
    Sergio: - Hmm... No creas
    Antonio: - Vos tenés una pobreza digna.
    Sergio: - ¿Y Jorge? ¿Y Emilia? Ellos sí saben lo que es la miseria
    Antonio: - Ehh Sergio, eso es miseria... ¡Pero es una miseria... digna![29]
  • Por eso no voy a verla... No puedo soportar que pase hambre; a propósito, hay un olor a salsa maravillosa, ¿cuánto falta para saborear esos ravioles?[30]

Matilde[editar]

  • ¡Mamáaaaaaaaaaaa![31]
  • ¡Mamáaaaaaaaaaaa, es la hinchapelotas de al lado![32]
  • Estuve en un cabaret con doscientos marineros.[33]
  • Mamá, dice doña Elisa que nos vayamos todos a la mierda.[34]
  • Sergio: (A Antonio) En serio, che, ¿cómo hiciste para juntar tanta guita?
    Matilde: ¡Trabajando para la pesada!
    Sergio: ¡NENA!
    Matilde: ¡Si lo dice todo el mundo!
  • Matilde: ¿...Y consultaste con un médico? A veces son los hombres los que no sirven...
    Antonio: Nena, yo sirvo...
    Matilde: El hecho que puedas eyacular no significa que sirvas...
    Sergio: Elviraaa, escuchala a ésta, parece un yiro...
    Matilde: Si lo leí en las revistas que tenés en la mesita de luz... Además, no pensarás que soy virgen...
    Sergio: ¡Por tu bien espero que lo seas, nena!

Cacho[editar]

  • ¡Uhhh! ¡La puta que los parió, maricones! Ya van a ver... (Pincha una pelota con la que estaba jugando junto a unos chicos. Se las lanza) Para que aprendan, ¡hijos de puta![35]

Referencias[editar]

Blog de la Pelicula