El indomable Will Hunting

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
El indomable Will Hunting (España)
En busca del destino (Hispanoamérica)
Título original Good Will Hunting
País Estados Unidos
Año de estreno 1997 (hace 17 años)
Dirección Gus Van Sant
Guion Matt Damon
Ben Affleck
Reparto
Matt Damon
Robin Williams
Ben Affleck
Minnie Driver
Colleen McCauley
Cole Hauser

El indomable Will Hunting es una película estadounidense de 1997 dirigida por Gus Van Sant con guion de Matt Damon y Ben Affleck.

Citas[editar]

  • "¿Sabes qué se me ocurrió? Que eres un crío, y que en realidad no tienes ni idea de lo que hablas. Es normal, nunca has salido de Boston. Si te pregunto algo sobre arte, me responderás con datos de todos los libros que se han escrito. Miguel Ángel, lo sabes todo: vida y obra, aspiraciones políticas, su amistad con el Papa, su orientación sexual... lo que haga falta. Pero tú no puedes decirme cómo huele la Capilla Sixtina. Nunca has estado allí y has contemplado ese hermoso techo. No lo has visto. Si te pregunto por las mujeres, supongo que me darás una lista de tus favoritas. Puede que hayas echado unos cuantos polvos... pero no puedes decirme qué se siente cuando te despiertas junto a una mujer y te invade la felicidad. Eres duro. Si te pregunto por la guerra, probablemente citarás algo de Shakespeare: "De nuevo en la brecha amigos míos". Pero no has estado en ninguna. Nunca has sostenido a tu mejor amigo entre tus brazos esperando tu ayuda mientras exhala su último suspiro. Si te pregunto por el amor, me citarás un soneto. Pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable. Ni te has visto reflejado en sus ojos. No has pensado que Dios ha puesto un ángel en la Tierra para ti, para que te rescate de los pozos del infierno, ni que se siente al ser su ángel. Al darle tu amor, darlo para siempre. Y pasar por todo, por el cáncer. No sabes lo que es dormir en un hospital durante dos meses, cogiendo su mano, porque los médicos vieron en tus ojos que el término horario de visitas no iba contigo. No sabes lo que significa perder a alguien. Porque sólo lo sabrás cuando ames a alguien más que a ti mismo. Dudo que te hayas atrevido a amar de ese modo. Te miro y no veo a un hombre inteligente y confiado. Veo a un chaval creído y cagado de miedo. Eres un genio Will, eso nadie lo niega. Nadie puede comprender lo que pasa en tu interior. En cambio, presumes de saberlo todo de mí porque viste un cuadro que pinté y rajaste mi puta vida de arriba a abajo. Eres huérfano, ¿verdad?. ¿Crees que sé lo dura y penosa que ha sido tu vida, cómo te sientes, quién eres, porque he leído Oliver Twist?, ¿un libro basta para definirte?. Personalmente, eso me importa una mierda porque, ¿sabes qué?, no puedo aprender nada de ti, ni leer nada de ti en un maldito libro. Pero si quieres hablar de ti, de quién eres... estaré fascinado. A eso me apunto. Pero no quieres hacerlo, tienes miedo, te aterroriza decir lo que sientes. Tú mueves chaval."
    • Conversación entre Will y Sean en el parque.


  • "¿Por qué no debería trabajar para ustedes? Pregunta difícil, pero intentaré responderla...
Imaginemos que empiezo a trabajar y me ponen un código sobre la mesa, uno con el que nadie puede.
Yo intento descifrarlo y lo consigo, y me siento satisfecho porque he hecho bien mi trabajo, pero a lo mejor ese código era la situación de un ejército rebelde en el Norte de África y en cuanto han localizado su escondite bombardean el pueblo donde se esconden los rebeldes; mueren 500 personas a las que no conocía y con las que no tenia ningún problema. Luego los políticos dicen: "enviemos a los marines para asegurar el área", aunque les importa una mierda, no serán sus hijos los que vayan a morir, los suyos tienen recomendación y se pegan la vida padre en la Guardia Nacional. Será un chico de Southie al que le llenaran el culo de metralla, y cuando vuelva descubrirá que la planta en la que trabajaba ha sido trasladada al país del que acaba de volver, y el tipo que le llenó el culo de metralla le ha quitado el trabajo porque lo hará por 15 centavos al día y sin pausas para mear.
Luego el chico comprende que el único motivo por el que le enviaron allí fue para instaurar un gobierno que nos vendería el petróleo a buen precio. Y las compañías petrolíferas han aprovechado el conflicto para disparar los precios de la gasolina, lo que supone un hermoso beneficio para ellas, de modo que a mi colega no le ha servido de nada, así que se toman su tiempo para traer el petróleo nuevo y se toman la libertad de contratar a un capitán mercante borracho al que les gusta darle al Martini y hacer eslalom entre icebergs. A medio camino choca con uno, derrama el petróleo y se carga la fauna del Atlántico Norte. Mi colega está en el paro, no puede pagar la gasolina, va andando a buscar empleo y eso le putea, porque la metralla del culo le ha provocado hemorroides y está muerto de hambre, porque cuando va a comer el único plato del día que sirven es pescado del Atlántico Norte al aceite de motor.
¿Que qué me parece? Creo que puedo montármelo mejor.
Pienso, ¡qué coño!, ya puestos, ¿por qué no me cargo a mi colega? Le quito su trabajo, se lo doy a su enemigo, subo la gasolina, bombardeo un pueblo, mato a una foca a golpes, fumo maría y me apunto a la Guardia Nacional. Podría llegar a presidente..."
  • Will, rechazando el trabajo en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).
  • " -Chuckie: ah, hola.

-Skylar: hola.

-Chuckie: qué tal, chicas?

-Skylar: vienes a menudo?

-Chuckie: a este lugar? sí, a veces, ya sabéis… bueno, de vez en cuando. estudiáis aquí?

-Skylar: sí.

-Chuckie: ya lo sé, he ido a alguna clase con vosotras.

-Skylar: sí? a cuál?

-Chuckie: historia.

-Skylar: es posible.

-Chuckie: sí, seguro que nos hemos visto. es probable que no os acordéis de mí. bueno, me gusta este sitio. aunque venga aquí no significa que sea un genio, pero reconozco que soy muy listo.

-Clark: hola.

-Chuckie: hola, tío. qué tal, cómo te va?

-Clark: muy bien, y a tí? perdona, a qué clase les has dicho que ibas?

-Chuckie y Skylar: historia.

-Clark: ah, vaya. historia a secas? debía tratarse de historia general, eh?

-Chuckie: sí, claro, general. deberías apuntarte, está bien. es una clase divertida.

-Clark: y a tí te gustó?

-Chuckie: sí. bueno, la encontré un poco, ya sabes, elemental.

-Clark: de eso no hay duda. yo aún recuerdo esa clase, la daban justo entre el descanso y la comida, no?

-Skylar: Clark, por qué no te vas y nos dejas en paz?

-Clark: nena, no te agobies.

-Skylar: por qué no te largas de una vez?

-Clark: sólo me divierto con mi nuevo amigo, nada más.

-Chuckie: estás buscando problemas?

-Clark: no, no, no, no. no quiero problemas. tan sólo esperaba que me pudieras dar tu opinión sobre la evolución en la economía de mercado de las colonias del sur. yo opino que antes de la Guerra de la Independencia, los modelos económicos, especialmente en las colonias del sur, se caracterizaban en su mayor parte por seguir…

-Chuckie: aclaremos una cosa…

-Will: eso es sólo una opinión. supongo que eres un estudiante de primer curso y que acabas de leer a algún historiador marxista, a Pitt Garrison, probablemente. y estarás convencido hasta que el mes que viene leas a James Lemon, y entonces que las economías de Virginia y Pensilvania se basaban en contratos y ya eran capitalistas en 1740. hasta que el año que viene aparezcas por aquí vomitando a Gordon Putt, hablando sin parar de la utopía prerevolucionaria y los efectos en la economía de las movilizaciones militares.

-Clark: pues en eso te equivocas, porque Putt subestima drásticamente el impacto de la sociedad…

-Will: Putt subestima drásticamente el impacto de las desigualdades sociales basadas en la riqueza, especialmente la riqueza heredada. eso lo has sacado de Dickers, el condado de Essex, página noventa y ocho, verdad? yo también lo he leído. ibas a plagiar el libro entero o tienes ideas propias acerca de este asunto? vas en ese plan? entras en un bar y sueltas de memoria un párrafo haciendo creer a todo el mundo que es de cosecha propia? te montas esa historia para avergonzar a una chica y avergonzar a mi amigo? lo más triste de todo es que dentro de cincuenta años empezarás a pensar por ti mismo y te darás cuenta de que sólo hay dos verdades en la vida: una, que los pedantes sobran, y dos, que has tirado cien mil pavos en una puta educación que te hubiera costado un par de dólares por los retrasos en la biblioteca pública.

-Clark: sí, pero yo tendré un título, y tú servirás patatas fritas a mis hijos cuando paremos a comer, antes de ir a esquiar.

-Will: es posible, pero yo seré una persona de verdad. y si eso te supone algún problema, podemos salir a la calle y solucionarlo.

-Clark: no, que va, ningún problema, tranquilo.

-Will: seguro?

-Clark: sí

-Will: bien