El bolígrafo de gel verde

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
El bolígrafo de gel verde
Título original El bolígrafo de gel verde
Autor Eloy Moreno
Publicación 2011 (hace 3 años)
Idioma Español


El bolígrafo de gel verde (2011) Novela de Eloy Moreno

Citas[editar]

  • "Una vida -cualquiera- se resume en una serie de acontecimientos especiales, de puntos y aparte. Puntos que, por más tiempo que transcurra, permanecen intactos en la memoria, remanentes hasta el mismo día en que nos alcanza la muerte".
  • "El primer beso en los labios o el primer beso en la boca, nunca es lo mismo".
  • "La primera vez que comprendes que siempre que alguien quiere comprar hay alguien que, al final, vende".
  • "Y el silencio que nos rodeaba era tan intenso que, sin apenas escucharlo, lo oíamos".
  • "Aquel rincón, el nuestro, en el que nos reuníamos cada día, pasó de ser una madriguera de niños a un nidal de ilusiones".
  • "Entre ambos sólo hubo silencio, y esa ausencia de sonidos fue el principio del final".
  • "Desde nuestra casa hasta el pueblo -y así es como yo media entonces las grandes distancias en los viajes- había exactamente tres toros".
  • "Por las noches, tumbados sobre el césped húmedo, con un manojo recién arrancado entre los dedos, mirábamos al cielo esperando ver la fugacidad de una estrella que nos permitiera pedir un deseo. Creo que nunca pedí el adecuado".
  • "Descubrí aquella tarde la sensación de seguridad más intensa: el abrazo de una madre asustada".
  • "A pesar de que no éramos hermanos de sangre, sí que nos considerábamos hermanos de vida".
  • "Nos abrazamos sabiendo que no era aquello un reencuentro, sino una despedida".
  • "¿Cuándo se sabe que una decisión es la adecuada? ¿Dónde está la diferencia entre hacer una locura o volverse loco?".
  • "Presiento un viaje largo, no en tiempo sino en recuerdos, no en distancia sino en remordimientos".
  • "Me di cuenta, aquel día, que sobre un retrete no existen clases".
  • "Si hay algo que no cambia con los años son las miradas; envejecen, pero nunca cambian".
  • "Fue aquel día cuando descubrí que el peor miedo es la incertidumbre".
  • "Ellos habían muerto, pero ella, lamentablemente, seguía viva; y el dolor -me dijo- es un privilegio de los vivos".
  • "-Hola, amor -me recitó como era habitual, en un tono inexpresivo, mientras me daba un beso de esos de rigor, de los que apenas ya rozan los labios, de esos vacíos, de los que se dan sin pensar o de los que se dan pensando en cualquier otra cosa".
  • "-Ahora sé que cuando aparecen las fechas señaladas desaparecen todas las demás; que cuando la excusa para cenar juntos es una fecha señalada, todo se ha perdido ya".
  • "Estar solo porque se quiere estar solo, nunca es soledad. Soledad es estar solo sin quererlo".
  • "Y fue en aquel desvestir de su alma cuando yo, un mero secundario incapaz de ayudarla, aprendí que el dolor puede llegar a enturbiar cada sonrisa, cada alegría".
  • "Una rutina más dentro de nuestras vidas, o una vida más dentro de nuestras rutinas".
  • "Llegaron los días en que me vi incapaz de distinguir la frontera entre casa y hogar, entre vida y existencia, entre amor y amistad...".
  • "Últimamente -y ese últimamente abarcaba demasiado tiempo-, un forzado beso bastaba para acallar un ¿qué, ya no me quieres?".
  • "Cuántos años juntos y qué poco tiempo nos hemos visto".
  • "Supe que nuestra vida se estaba deshaciendo porque a apenas un centímetro de distancia no fuimos capaces de besarnos".
  • "Y pienso ahora qué clase de sociedad permite que un padre vea a su hijo sólo veinticinco minutos por la mañana y otros tantos por la noche".
  • "Aquella noche nos acostamos uno al lado del otro, pero no juntos" .
  • "Dinero para mantener a un niño al que apenas veíamos; dinero para contratar a una persona que nos limpiara la casa en la que apenas estábamos; dinero para vivir una vida que no hemos disfrutado".
  • "Apagó la luz, y cerró la puerta para no molestarme con el ruido de su vida".
  • "Nos movimos como dos desconocidos, nos juntamos como dos enamorados".
  • "Hay una gran diferencia entre un '¡acompáñame!' y un '¿me acompañas?".
  • "Me quedé solo, con un puñado de arena que, entre los dedos, dejaba perder, como mi vida".
  • "Nos quedamos tumbados en una cama que ya no era testigo de nada".
  • "¿Dónde está el límite entre la tranquilidad y el aburrimiento?".
  • "La miré de nuevo, pero ya había desaparecido como desaparece el rocío cuando asoma el sol".
  • "Estuve sentado en el suelo del rellano de mi propia vida".
  • "Noté que sus ojos habían estado llorando, como los míos, a escondidas".