Diario de Ana Frank

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

El Diario de Ana Frank es un diario en forma de cartas escrito por la niña Annelies Frank entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944. En 1947 y según deseo de Anne, su padre decide publicar el diario.

Citas[editar]

  • Afuera no hay canto de pájaros, y dentro un silencio sofocante se cierne sobre todos y todas las cosas, y parece arrastrarme hacia un abismo.
    • (29 de octubre de 1943)


  • Me da miedo pensar que aquéllos que estaban tan próximos a mí se hallan ahora a la merced de los verdugos más crueles del mundo. Y todo porque son judíos.
    • (19 de noviembre de 1942)


  • ¿Cuándo se nos concederá el privilegio de respirar aire fresco?
    • (24 de diciembre de 1943)


  • Desde que la vida empezó, la regla se estableció: ¡Nuestras faltas ignoramos, las del prójimo aumentamos!
    • (Otto Frank, en un poema que le escribió a Ana por su 14 cumpleaños) (13 de junio de 1943)


  • Hay hambre y las raciones de una semana no bastan para malvivir dos días.
    • (29 de marzo de 1944)


  • Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.
    • (11 de julio de 1943)


  • Le pedí al señor Koophuis que mandara preparar pastelitos de mazapán, con el azúcar de mi desayuno, que he guardado durante dos meses.
    • (22 de diciembre de 1943)


  • Llegará el día en que termine esta horrible guerra y volveremos a ser personas como los demás, y no solamente judíos.
    • (11 de abril de 1944)
  • No entiendo a quienes dicen: "Yo soy débil", y se resignan a serlo. Ya que se tiene la conciencia de serlo, ¿por qué no luchar para enmendar la propia naturaleza?
    • (6 de julio de 1944)


  • Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas son los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado.
    • (3 de mayo de 1944)


  • Pocos hay que vivan tan aislados y enclaustrados como nosotros, lejos de aquello que puede ser gozado por pobres y ricos por igual.
    • (15 de junio de 1944)


  • Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones.
    • (Ana, criticando la actitud de sus padres) (2 de marzo de 1944)


  • Quiero que algo de mí perdure después de la muerte.
    • (4 de abril de 1944)


  • Trescientos cincuenta aviones ingleses descargaron medio millón de kilos de explosivos sobre Ijmuiden, haciendo temblar las casas como hojas al viento.
    • (29 de marzo de 1944)


  • Tuve la suerte de ser arrojada bruscamente a la realidad.
    • (7 de marzo de 1944)


  • Asombra que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas, puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo, porque sigo creyendo en la bondad innata del hombre.
    • (15 de julio de 1944)


  • Cuando miro al cielo, pienso en que todo esto cambiará y que todo volverá a ser bueno, que hasta estos días despiadados tendrán fin, y que el mundo conocera de nuevo el orden, el reposo y la paz
    • (15 de julio de 1944)