Diario de Ana Frank

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Como diario de Ana Frank se conoce la edición de los diarios personales escritos por la niña judía Ana Frank (Annelies Marie Frank) entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944.

Citas[editar]

«
No por nada me llaman como me llaman: un paquete de contradicciones
»
«
Como ya te lo he dicho, veo y siento las cosas de manera totalmente distintas a como las expreso hablando
»
«
El caso es que al final busco la manera de llegar a ser, la que yo sería capaz de ser, si... no hubiera otras personas en el mundo
»
«
El papel es más paciente que los hombres
»
  • «En este momento tengo ganas de escribir y de sondear mi corazón sobre toda clase de cosas»
  • «Hay personas que educan no solamente a sus propios hijos, sino también a los ajenos»
  • «Hasta aquí, estaba persuadida de que eso de pelearse era costumbre de los niños, de la que cada cual se libera con la edad. Las palabras ofensivas utilizadas aquí no tienen razón de ser, y sin embargo están a la orden del día»
  • «Pelearse abiertamente de una buena vez es como se aprende a conocerse a fondo ¡Es entonces cuando en realidad puede juzgarse un carácter!»
  • «Yo le prometo, que a pesar de todo, me mantendré firme, recorreré mi camino, y me trago las lagrimas. Pero ¡como me agradaría ver un resultado, ser alentada, aunque sólo fuera una vez, por alguien que me quisiera!»
  • «No me juzgues, considérame simplemente como un ser que siente a veces que el vaso se desborda»
  • «Tiemblo al pensar que aquellos que estaban tan próximos a mi, se encuentren ahora en manos de los verdugos más crueles del mundo. Y todo por una sola razón: ser judíos»
  • «Podía seguir hablando durante horas acerca de la miseria acarreada por la guerra, pero eso me desaliente de más en más. Solo nos queda aguantar y esperar el término de estas tragedias»
  • «Conozco un remedio mejor: reír, reír de buena gana, pero nosotros casi nos hemos olvidado de la risa»
  • «Sólo el estudio me distrae de los problemas -por ello estudio mucho-»
  • «Mi voz interna me dice "¡Quiero salir, quiero aire, quiero reír!", ni siquiera respondo»
  • «No sabría decirte porque he caído en tal pesimismo, pero creo que es mi cobardía, con la cual siempre forcejeo»
  • «Todos nosotros miramos hacia abajo, allá donde los hombres luchan entre ellos; todos nosotros miramos a lo alto, allí donde solo reina la calma y la belleza, de las que, sin embargo, nosotros estamos impedidos por las tinieblas que nos cierran el paso, cual un muro impenetrable que está a punto de aplastarnos, pero que aún no es bastante fuerte»
  • «Hay algunos palitos en las ruedas que hace que las cosas no marchen bien»
  • «Que viva ó que muera me da lo mismo, poco más o menos. Ahí tienes a lo que he llegado. El mundo no va a detenerse por mi causa y, de cualquier modo, no seré yo quien cambie los acontecimientos. Solo me resta ver venir las cosas no me ocupo más que de mis estudios, confio en que el final será bueno»
  • «Querría gritar "Déjenme en paz, déjenme sola". Quien sabe. Acaso un día estaré más sola de lo que desee»
  • -«Tuve suerte, la de ser arrojada bruscamente a la realidad»
  • «No pienso ya en la miseria, sino en la belleza que sobrevivirá»
  • «Aquel que es feliz puede hacer dichoso a los demás. Quien no pierde ni el valor ni la confianza, jamás perecerá por la miseria»
  • «Si al menos las otras cosas pudieran hacer la vida más agradable. La monotonía comienza a trastornarnos. todos estamos cansados»
  • «La buena música siempre me causa el mismo efecto: me sacude profundamente»
  • «A veces soy sentimental... ya lo sé, pero... en ocasiones tengo razón de serlo»
  • «Todas las cosas se confunden y dudo seriamente de que alguien pueda alguna vez interesarse por mis cosas»
  • «¡ohg, que difícil es!. Existen el corazón y el cerebro, pero cada cual habla en el momento determinado, ¿como saber si he elegido bien el momento?»
  • «no es necesario tener mucha imaginación, para entender esta eterna letanía desesperada»
  • «Considero nuestro paso por aquí como una aventura peligrosa, que se vuelve romántica e interesante por el riesgo que implica»
  • «Personas buenas son enviadas a los campos de concentración, a las prisiones, o todavía tiemblan en las celdas solitarias. En tanto la hez gobierna a jóvenes y viejos, ricos y pobres»
  • «Ni siquiera este pensamiento nos hace retroceder. amamos toda la vida, no hemos olvidado la voz de la naturaleza, y seguimos esperando, a pesar de todo, que llegue el fin, aunque sea duro, al menos sabremos si, al final, debemos vencer ó perecer»
  • «La esperanza nos hace renacer, nos devuelve el valor, nos restituye la fuerza»
  • «Recuerdo perfectamente que nunca antes me había sentido tan fascinada por un cielo azul deslumbrante, por los pájaros cantores, por el claro de luna, por las plantas y las flores. Aquí, he cambiado»
  • «Afirma que si la juventud quisiera, podría ayudar a construir un mundo mejor, y más bello puesto que dispone de los medios; sin embargo, prefiere ocuparse de cosas superficiales sin dignarse a mirar lo que verdaderamente es hermoso y vale la pena»
  • «Los padres solo pueden aconsejarnos ó indicarnos el camino a seguir, pero la formación esencial de nuestro carácter se halla en nuestras propias manos»
  • «Asombre que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo me aferro a ellas, a pesar de todo, porque no puedo dejar de creer en la bondad innata del hombre. Me es imposible construirlo todo sobre una base de muerte, miseria y confusión»


OTRAS[editar]

"Afuera no hay canto de pájaros, y dentro un silencio sofocante se cierne sobre todos y todas las cosas, y parece arrastrarme hacia un abismo"

  • 29 de octubre de 1943.

"Me da miedo pensar que aquéllos que estaban tan próximos a mí se hallan ahora a la merced de los verdugos más crueles del mundo. Y todo porque son judíos"

  • 19 de noviembre de 1943.

"¿Cuándo se nos concederá el privilegio de respirar aire fresco"

  • 24 de diciembre de 1943.

"Desde que la vida empezó, la regla se estableció: ¡Nuestras faltas ignoramos, las del prójimo aumentamos!"

  • Otto Frank en un poema que le escribió a Ana Frank por su cumpleaños. 13 de junio de 1943.

"Hay hambre y las raciones de una semana no bastan para malvivir dos días"

  • 29 de marzo de 1944.

"Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados"

  • 11 de julio de 1943.

"Le pedí al señor Koophuis que mandara preparar pastelitos de mazapán, con el azúcar de mi desayuno, que he guardado durante dos meses"

  • 22 de diciembre de 1943.

"Llegará el día en que termine esta horrible guerra y volveremos a ser personas como los demás, y no solamente judíos"

  • 11 de abril de 1944.

"No entiendo a quienes dicen: "Yo soy débil", y se resignan a serlo. Ya que se tiene la conciencia de serlo, ¿por qué no luchar para enmendar la propia naturaleza?"

  • 6 de julio de 1944.

"Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas son los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado"

  • 3 de mayo de 1944.

"Pocos hay que vivan tan aislados y enclaustrados como nosotros, lejos de aquello que puede ser gozado por pobres y ricos por igual"

  • 15 de junio de 1944.

"Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones"

  • 2 de marzo de 1944.

"Quiero que algo de mí perdure después de la muerte"

  • 4 de abril de 1944.

"Trescientos cincuenta aviones ingleses descargaron medio millón de kilos de explosivos sobre Ijmuiden, haciendo temblar las casas como hojas al viento"

  • 29 de marzo de 1944.

"Asombra que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas, puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo, porque sigo creyendo en la bondad innata del hombre"

  • 15 de julio de 1944.

"Cuando miro al cielo, pienso en que todo esto cambiará y que todo volverá a ser bueno, que hasta estos días despiadados tendrán fin, y que el mundo conocerá de nuevo el orden, el reposo y la paz"

  • 15 de julio de 1944.

Fuentes[editar]