Clerks

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Clerks (España)
Cajeros (Argentina)
Título original Clerks.
País Estados Unidos
Año de estreno 1994 (hace 20 años)
Dirección Kevin Smith
Guion Kevin Smith
Reparto
Brian O'Halloran - Dante
Jeff Anderson - Randal
Marilyn Ghigliotti - Veronica
Lisa Spoonhauer - Caitlin
Jason Mewes - Jay
Kevin Smith - Bob el silencioso

Clerks (Tenderos) (1994), película estadounidense escrita y dirigida por Kevin Smith.

Citas[editar]

" — ¡Ni siquiera me tocaba venir hoy!

Dante
  • " — Como decía mi abuela, ¿qué es mejor? Un buen plato que está lleno.. ¿O no es así? ¿De qué sirve un plato que está vacío?
— ¿Qué quiere decir?
— Yo que sé. Chocheaba, se iba meando por todas partes... y se cagaba."
Jay (Jason Mewes)
  • "— Y si crees que 37 pollas son muchas estás muy equivocado, porque no sabes cuántas voy a ser capaz de comerme a partir de ahora. "
Veronica Loughran (Marilyn Ghigliotti)


  • "— El mundo está lleno de tías buenas, pero no todas te traen lasaña al trabajo, sólo te ponen los cuernos"
Bob 'el silencioso' (Kevin Smith)
  • Diálogo sobre los trabajadores de la Estrella de la Muerte:

Randal.- ¿A ti cuál te gustó más, el Jedi o el Imperio contraataca?

Dante.- El Imperio

Randal.- ¡Qué blasfemia!

Dante.- El Imperio tiene un final mejor: a Luke le cortan la mano, descubre que Darth Vader es su padre, a Han lo congelan y parece que ha muerto… es deprimente. Verás la vida es así, una sucesión de finales tristes. En el Jedi solo había muñecos.

Randal.- Hay otra cosa en el Jedi y no me he dado cuenta hasta ahora. Construyen otra Estrella de la Muerte.

Dante.- Sí

Randal.- La primera estaba completamente terminada antes de que la destruyeran los Rebeldes.

Dante.- La revienta un disparo de Luke.

Randal.- La segunda estaba a medio construir cuando la destruyen.

Dante.- Cortesía de Lando Calrrisian.

Randal.- Había algo que no encajaba cuando la vi por primera vez, no sabía lo que era, pero algo no encajaba.

Dante.- Y ahora lo sabes…

Randal.- En la primera Estrella de la Muerte sólo estaba el ejército Imperial, abordo solo había soldados y dignatarios imperialistas.

Dante.- Supongo que sí.

Randal.- Cuando la destruyen el mal recibe su castigo.

Dante.- ¿Y la segunda Estrella qué?

Randal.- La segunda Estrella no estaba terminada, aún la estaban construyendo.

Dante.- ¿Y qué?

Randal.- Que una obra de esa magnitud requeriría muchos más hombres de los que había en el ejército imperial. Seguro que tuvieron que contratar a trabajadores autónomos: albañiles, fontaneros, electricistas…

Dante.- Quieres decir que no eran imperialistas.

Randal.- Exacto. Para poder construirla rápida y en secreto había que contratar a civiles. Un soldado imperial no sabe instalar un retrete, solo sabe matar y llevar uniforme blanco.

Dante.- De acuerdo, contrataron a trabajadores autónomos. ¿Y eso qué importancia tiene?

Randal.- Todos esos inocentes trabajadores también mueren. Son bajas de una guerra que no les atañe. Ponte en su lugar: tú eres un albañil y el gobierno te ofrece un trabajo bien pagado. Tienes esposa e hijos y una casa en los suburbios. Es un contrato con el gobierno, tiene toda clase de ventajas. De repente, aperecen unos rebeldes que van fundiendo todo lo que pillan con sus rayos lásers. A ti ni te va ni te viene, no tienes ideas políticas. Sólo intentas ganarte la vida…

Cliente.- No me gusta interrumpir, pero ¿de qué estáis hablando?

Randal.- Del Retorno del Jedi.

Dante.- Mi amigo quiere convencerme de que los trabajadores autónomos que trabajaban en la segunda Estrella de la Muerte fueron víctimas inocentes de los Rebeldes.

Cliente.- Yo soy un trabajador autónomo: “Reformas del hogar en el acto”. Como albañil os diré que las convicciones políticas son decisivas a la hora de aceptar un trabajo.

Randal.- ¿Por ejemplo?

Cliente.- Hace tres semanas me ofrecieron un trabajo. Una mansión preciosa, con una parcela enorme. Sólo había que arreglar las tejas. Me dijeron que si lo terminaba en un día me pagarían el doble. Después me enteré de quién era la casa.

Dante.- ¿De quién era?

Cliente.- De Dominic Bambino.

Randal.- ¿Bambino ‘cara de niño’? ¿El gangster?

Cliente.- El mismo. La paga era buena, pero el trabajo era peligroso. Yo sé como se las gastan esos tipos, y por eso le pasé el encargo a un amigo.

Dante.- Así se portan los amigos.

Cliente.- A la semana siguiente, la familia Foresci tomó al asalto la casa de ‘cara de niño’. A mi amigo lo mataron de un tiro, no pudo acabar la obra.

Randal.- Increíble.

Cliente.- Yo estoy vivo porque sabía el riesgo que corría trabajando para ese cliente. Mi amigo no tuvo tanta suerte. Todos los trabajadores que estaban en esa Estrella de la Muerte sabían el riesgo que corrían, si les mataron fue por su culpa. Hay que hacer caso al corazón, no al bolsillo.

Jay y Bob el silencioso[editar]

Jay.- Necesitamos tetas y culos!!!

Voz en off.- Jay y Bob el silencioso

Jay.- Hoy me siento bien,vamos a sacar un montón de pasta y vamos a montar una orgia con tías buenas, me follo una tía,me follo a otra, me follo todo lo que se mueva!!!...(Refiriéndose a alguien) ¿Tu que coño miras?, a que te parto la cara...Joder ese cabron me debe diez pavos, esta puta noche le voy a arrancar la cabeza y me voy a cagar en su puta alma y si viene a pillarme algo me cagare en su puta hierba...(Refiriéndose a un coche que pasa delante de ellos) Hola guapas...Sois unas zorras!!...Joder... (Dirigiéndose a Bob el silencioso) Oye tío eres un pedazo de cabron pero estas muy bueno...Deberia bajarte los pantalones y chupartela como si fuera una foca de circo...Eres un maricon de mierda!!!...Odio a los tíos yo quiero mujeres!!!!... ¿Qué quieres Oso Adams?