Charles Sanders Peirce

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Charles Sanders Peirce
«Hay tres cosas que nunca podemos aspirar a lograr con el razonamiento: la certeza absoluta, la precisión absoluta, la universalidad absoluta».
«Hay tres cosas que nunca podemos aspirar a lograr con el razonamiento: la certeza absoluta, la precisión absoluta, la universalidad absoluta».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 100 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Charles Sanders Peirce (10 de septiembre de 1839 - 19 de abril de 1914) fue un filósofo, químico y erudito, que es recordado como un pionero del campo de la semiótica y por la formulación de la máxima pragmática, y por ser fundador de las corrientes filosóficas del pragmatismo y pragmaticismo. Era hijo del matemático Benjamin Peirce.

Citas[editar]

  • «La idea no pertenece al alma; es el alma la que pertenece a la idea».[1]
  • «La conciencia de una idea general tiene una cierta "unidad del yo" en ella, que es idéntica cuando pasa de una mente a otra. Es, por tanto, bastante similar a una persona, y, de hecho, una persona es sólo un tipo particular de idea general».[2]
  • «Consideremos qué efectos, que puedan tener concebiblemente repercusiones prácticas, concebimos que tenga el objeto de nuestra concepción. Entonces, nuestra concepción de esos efectos es la totalidad de nuestra concepción del objeto».
    • Máxima pragmática, publicada por primera vez en "Ilustraciones de la lógica de la ciencia".[3]
  • «Las iglesias protestantes sostienen en general que los elementos de la Santa Cena son la carne y la sangre sólo en un sentido figurado, nos nutren el alma como la carne y su jugo nutrirían nuestros cuerpos. Pero los católicos mantienen que son eso, literalmente, a pesar de que poseen todas las cualidades sensibles de una oblea de pan y vino diluido...Nuestra idea de algo es nuestra idea de sus efectos sensibles, y si nos imaginamos que tenemos alguna otra nos engañamos, y confundimos una mera sensación que acompaña a la idea con una parte del propio pensamiento. Es absurdo decir que el pensamiento tiene un significado relacionado con su única función. Es una tontería que los católicos y los protestantes se consideren en desacuerdo acerca de los elementos de la Santa Cena, si están de acuerdo en lo que respecta a todos sus efectos sensibles, aquí o en el futuro».
  • «Es el hombre de ciencia, ansioso de que cada una de sus opiniones se regenere, cada una de sus ideas se racionalice, por beber en la fuente de la realidad, y dedicar todas las energías de su vida al culto de la verdad, no como él la entiende, sino como todavía no la entiende, lo que propiamente debería llamarse un filósofo».[4]
  • «No permitáis que pretendamos dudar en filosofía lo que no dudamos en nuestros corazones».[5]
  • «Cada uno está plenamente convencido de la verdad, de lo contrario no haría ninguna pregunta».[7]
  • «Todas las evoluciones que conocemos parten de lo vago para llegar a lo definido».[8]
  • «Hay tres cosas que nunca podemos aspirar a lograr con el razonamiento: la certeza absoluta, la precisión absoluta, la universalidad absoluta».
  • «Lo real es aquella cosa cuyos caracteres son independientes de lo que cualquiera pueda pensar que dicha cosa es».
  • «La identidad de un hombre consiste en la coherencia entre lo que es y lo que piensa».
  • «Ningún deseo puede crear su propia satisfacción, ningún juicio puede ser juzgado verdadero por sí mismo, ningún razonamiento puede concluir por sí mismo que está bien fundado».
  • «Todo lo que la experiencia vale la pena que nos enseñe, nos lo enseña por sorpresa».
  • «El universo entero está perfundido con signos, si no se compone exclusivamente de signos».
  • «Toda obra de ciencia lo suficientemente grande como para ser bien recordada por algunas generaciones proporciona alguna ejemplificación del razonamiento de la época en que fue escrita, y cada paso importante en la ciencia ha sido una lección de lógica».[9]

Citas sobre Peirce[editar]

  • «Pierce escribió como un lógico y James como un humanista».[10]
    • John Dewey, (20 de octubre de 1859 – 1 de junio de 1952), filósofo, psicólogo y pedagogo estadounidense. Distinguiendo los diferentes estilos y enfoques de Charles S. Peirce y William James, en el desarrollo del pragmatismo americano.
  • «Peirce se ha preocupado por explicar la idea de significado, mientras que William James se ha preocupado por explicar el significado de las ideas».
    • Horace Standish Thayer, en su introducción a una edición de 1975 del Pragmatism de William James.
  • «William James llamó a Peirce, el pensador más original de su generación, Peirce se colocó en algún lugar próximo al rango de Leibniz. Esto es ahora seguro, ya que es el más original y versátil de los filósofos de Estados Unidos y el mayor lógico de Estados Unidos». [11]
    • Paul Weiss (1901–2002), filósofo estadounidense.
  • «Peirce consideró que la continuidad del espacio, tiempo, ideas, sentimientos y la percepción es una irreductible liberación de la ciencia, y que una adecuada concepción del continuo es una parte muy importante de todas las ciencias. Esta doctrina que él llamó "sinequismo", una palabra que deriva de la preposición griega σύν, syn, que significa "(junto) con"».
    • Perfil de "Charles Sanders Peirce" en la Stanford Encyclopedia of Philosophy, §6: "El sinequismo, el continuum, los infinitos, y los infinitesimales".

Referencias[editar]

  1. (Collected Papers, Vol. I, par. 216, 1931-1958).
  2. "Esencia cristalina del hombre" en The monist, vol. III, N º 1 (octubre de 1892).
  3. Popular Science Monthly, vol. 12 (Enero de 1878), p. 286.
  4. "The Century's Great Men in Science", en: The 19th Century: A Review of Progress During the Past One Hundred Years in the Chief Departments of Human Activity (1901), G. P. Putnam's Sons.
  5. En: Collected Papers, Vol. V, par. 265
  6. En: Collected Papers, Vol. I, párr. 135)
  7. En: Collected Papers, Vol. V, párr. 211)
  8. En: Collected Papers, Vol. VI, párr. 191)
  9. Philosophical Writings of Peirce. Charles S. Peirce. Courier Dover Publications, 2011. ISBN 0-486-20217-8, pág. 6
  10. John Dewey: Studies in the History of Ideas (1925), Vol. II, p. 361
  11. En su artículo sobre Peirce en Dictionary of American Biography (1934)