Carlos Pellicer Cámara

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Carlos Pellicer Cámara (Villahermosa, Tabasco, México, 4 de noviembre de 1899 - Ciudad de México, 16 de febrero de 1977) fue un poeta y político mexicano.

Citas[editar]

  • "¡Y bien! ¿Qué nadie vive aquí? Entonces, ¿quién riega las macetas, quién lava los corredores, quién barre el patio?"
  • Que se cierre esa puerta que no me deja estar a solas con tus besos.
  • "No hablaba de Grecia como una sucesión de fechas y héroes si no se refería a la vida cotidiana de las personas."
  • "Si los muralistas tenían una personalidad tan imponente como sería Vasconcelos que había podido reunir a su alrededor intelectuales de primera línea."
  • "Las cosas por sí mismas manejan su propia retórica y su elocuencia es su patrimonio intrínseco."
  • "...cuando hago un museo y los he hecho siempre solo; todos los errores son míos, y si hay aciertos también son míos. Estoy más cerca de la lógica y el orden a través del tacto moviendo o movilizando objetos, que manejando las palabras. Para mí, hombre confundido con la tierra, las palabras son demasiado volátiles: se me escapan de las manos. En la organización de museos es donde me encuentro con menos obstáculos, con mayor posibilidad de ejercer, de establecer el orden".

Citas sobre Carlos Pellicer[editar]

  • Al primero que traté fue a Carlos Pellicer. Era nuestro profesor de literatura hispanoamericana en 1931. A él le debo haber leído con devoción a Leopoldo Lugones y a otros poetas sudamericanos... Los relatos exaltados y pintorescos de sus viajes por América del Sur, Europa y Cercano Oriente me abrieron los ojos y la sensibilidad. El mundo natural y el del arte, ríos y valles, templos y estatuas, volcanes y catedrales, desiertos y ruinas entraron por mis ojos y mis orejas con un rumor que no es exagerado llamar luminoso. [sin fuentes]
  • ...No era consciente del maestro que tenía, nunca me percaté si cultivaba amistad con otros profesores, ni recuerdo los versos que recitaba al final de su exposición, pero no olvido el último día de cursos que fue muy importante en mi formación. De igual manera que el primer día de clases nos volvió a hablar de los griegos particularmente, de la Acrópolis y el Partenón. Habló de la urbanización de la ciudad como un concepto dirigido a la convivencia de la gente. Los griegos concebían la arquitectura para crear sitios en los que pudieran habitar los diferentes estratos sociales. Contaban con el Ágora, donde concurrían los artistas, y con anfiteatros, donde se llevaban a cabo asambleas. Cuando concluyó la clase me acerqué y le hice saber que había puesto frente a mí un mundo que no imaginaba. Entonces me invitó a su casa de las Lomas. Lo vi en el despacho, que era la habitación más grande. Estaba repleta de libros en desorden, muchos adquiridos seguramente en la calle de los libreros. Ahí me habló de la arquitectura francesa, refiriéndose especialmente a la catedral de Notre Dame. De igual manera externó sus conocimientos referentes al arte alemán y a la arquitectura gótica. Me reveló que las iglesias góticas basaban sus arquitectura en sus grandes arcos oblicuos soportados por los arcos pequeños a sus costados. Me hizo notar el uso de la tecnología a través de los tiempos y de la importancia de los vitrales como un medio de comunicación. Entonces le dije que mi familia era de abogados pero que después de aquellas pláticas yo quería ser arquitecto...[sin fuentes]