António Lobo Antunes

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar



António Lobo Antunes
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

António Lobo Antunes (1 de septiembre de 1942, Lisboa) Escritor portugués, candidato al Premio Nobel de Literatura.

Lobo Antunes es licenciado en Medicina, con especialidad de Psiquiatría. Entre 1970 y 1973 participó en la última fase de la guerra de liberación colonial de Angola, que ha sido tema recurrente en muchos de sus libros. Actualmente vive en Lisboa y se dedica exclusivamente a la literatura y el periodismo.


Citas[editar]

La muerte de Carlos Gardel (1994)[editar]

  • ...e imaginé a otro hombre con las falanges rozando el suelo y respirando por medio de agallas eléctricas que le insuflaban aire en los pulmones muertos.
  • Una mujer desgastada por cincuenta años de desilusiones ya ni siquiera menstruando, ya ni siquiera mujer, que desistiera de defenderse de la edad con cremas y pintura.
  • (El amigo de la infancia que triunfa, consciente de su papel de amigo de la infancia que triunfa).
  • ...irritada contigo porque eras incapaz de vislumbrar que era a ti a quien necesitaba, que estar con ellas era una forma de serte fiel, de gritarte -Te amo.
  • ...y en medio de violonchelos y pianos Carlos Gardel cantando, en la buhardilla de Benfica, Lejana Tierra Mía, con una voz que hería como un cuchillo cavando un surco entre tendones y músculos, entre huesos pulidos y cartilagos que chascaban.

Ayer no te vi en Babilonia (2006)[editar]

  • ...cuántas veces al despertarme me sorprendía de que los muebles fuesen los mismos de la víspera y los recibía con desconfianza, no creía en ellos...
  • - Me llamo Alice y voy a consumirme en el Infierno
  • ... me sobresaltó en el despacho con las manos goteando dedos y membranas rosadas
  • y mis días por orden listos para usar, almidonados, cuál de ellos elegiré para gastar mañana, la sorpresa de tantos días todavía...
  • ... imagino animales imposibles de cuerpo humano y branquias a quienes los fenicios (¿o los mongoles o los hunos o nosotros, los incrédulos?) temían adorar, el cielo ocupándose de sí mismo, abstraído, pero qué importa el cielo si a él no le importamos...
  • Y ahora, pregunto, qué será de mí cuando acabado este capítulo dejen para siempre de oírme, quién se acordará de lo que fui, se quedará un instante pensando y se preocupará por mí, nadie se acuerda, piensa, se preocupa, compran otros libros, me olvidan y yo sola en las páginas sin lector alguno aún despertándome en Évora a las ocho de la mañana y creyendo que son las cinco al lado de mi marido que duerme ...

Conferencias[editar]

Feria Internacional del Libro, Guadalajara, 2006

  • El libro esta terminado cuando no te quiere más.
  • No es coraje, es elegancia. Quizá la elegancia es la forma suprema del coraje o el coraje es la forma suprema de elegancia.
  • Cada mujer es la primer mujer.