Alicia en el país de las maravillas (película de 1951)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Alicia en el país de las maravillas
Título original Alice in Wonderland
País Estados Unidos
Año de estreno 1951 (hace 63 años)
Dirección Clyde Geronimi, Hamilton Luske, Wilfred Jackson
Guion Lewis Carroll (libro)
Winston Hibler
Ted Sears
Bill Peet
Erdman Penner
Joe Rinaldi
Milt Banta
William Cottrell
Dick Kelsey
Joe Grant
Dick Huemer
Del Connell
Tom Oreb
John Walbridge
Aldous Huxley
Reparto
Kathryn Beaumont - Alicia
Ed Wynn - Sombrerero Loco
Richard Haydn - Oruga
Sterling Holloway - Gato Risón
Jerry Colonna - La liebre
Verna Felton - Reina de los corazones
J. Pat O'Malley - Tweedledum/ Tweedledee/La morsa /El carpintero
Bill Thompson - Conejo blanco/ Dodo
Heather Angel - Hermana de Alicia
Joseph Kearns - Picaporte

Alicia en el país de las maravillas es una película animada de 1951. La película trata sobre Alicia, una joven que persigue a un conejo blanco, y cae a un agujero y descubre un mundo de maravillas. Basado en la novela de Lewis Carroll, "Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas" y "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí".

Diálogos[editar]

(Primeras líneas)

  • Narrador: Érase una vez en el día de verano caliente de oro en Londres, una niña llamada Alice se sentó encaramado en un árbol escuchando a su hermana mayor lectura en voz alta un libro de historia. De hecho, fue Ildy tejiendo una cadena para su gato, Dianah que estaba acurrucada a su lado en la rama baja resistente.
  • Hermana de Alicia: (Leyendo un libro de historia) "... La Niña, La Pinta y La Santa María, y tras una navegación de dos meses por mares desconocidos en la gloriosa mañana de un 12 de octubre, descubrió el Nuevo Mundo, Cristóbal Colón, este acontecimiento conmovió profundamente a Europa, dando a Colón la glo..." Alicia.

(La cámara se aleja mostrando a Alicia jugando con Diana en el árbol haciendo una corona de margaritas)

  • Alicia: Mmmh... te estoy oyendo.
  • Hermana de Alicia: "Dando a Colón la gloria de su inmortal hazaña que fue premiada con largueza por la Corona de España, los reyes católicos ri..."

(Alicia ríe como sus margaritas caen sobre el rostro de su hermana)

  • Hermana de Alicia: Alicia. ¿Quieres poner atención a tu clase de historia?
  • Alicia: Ah, ¡que aburrido! ¿Cómo puedo atención sí ese libro no tiene dibujos?
  • Hermana de Alicia: Pero que ocurriencia. Los mejores libros que hay en este mundo no tienen dibujos.
  • Alicia: En este mundo, puede ser, pero en mi mundo, los libros tendrían puros dibujos.
  • Hermana de Alicia: ¿ mundo? ¡Ha! Qué tontería. Sigamos.
  • Alicia: ¿Tonterías?
  • Hermana de Alicia: Escucha.
  • Alicia: (A su gato) Eso, tonterías, Dina. Sí yo hiciera mi mundo todo sería un disparate. Porque todo sería lo que no es. Y entonces al revés, lo que es, no sería y lo que no podría ser si sería. ¿Entiendes?
  • Dina: Miau.
  • Alicia: En mi mundo, tú no dirías "miau". Dirías "Sí, niña Alicia"
  • Dina: Miau.
  • Alicia: Nada de "miau". Tú serías una personita como todas las gentes.

( cancion - tema " en mi pais " )

  • Alicia: Ay, Dina. Si sólo es un conejo vestido -- ¡y con reloj!
  • Conejo blanco: Ya se me hizo tarde. ¡Me voy, me voy, me voy!
  • Alicia: Qué raro. ¿Por qué se le puede hacer tarde a un conejo? (Corre hacia él) ¡Señor Conejo!
  • Conejo blanco: Lo ves, lo ves. Ya son más de la tres. Me voy, me voy ¿qué tal?. Adiós. Me voy, me voy, me voy.

  • Alicia: A donde ira ese conejo? ( se mete a gatas entre las raices para asomarce a done entro el conejo )
          ay Diana no se si hagamos mal en meternos aquí, después de todo nadie nos ha invitado 
  • Alicia: Y por curiosos quien sabe que... (Cae al agujero) Adios Diana! , adiooos ..

(Alicia cae al agujero del conejo, y su delantal actúa como paracaídas)

  • Alicia: Después de esto, rodarse de una escalera no... no tiene ningún chiste.

Alicia : En donde abre caido? tal vez estoy del otro lado del mundo, donde la gente camina de cabeza


Alicia : ahora, por donde se abra ido ese conejo?
  • Picaporte: ¡Ouhh!
  • Alicia: ¡Oh! ¡Ah! Perdóneme usted...
  • Picaporte: No hay cuidado, aunque la nariz me hayas estrujado.
  • Alicia: Estaba persiguiendo a...
  • Picaporte: Estrujado, cuidado, un verso. Fue poeta el resultado. Soy tu amigo el Picaporte. ¿En qué te puedo servir?

  • Alicia: (Ando buscando un conejo blanco
  • Picaporte: hecha un vistazo por mi picaporte ( Mirando a través del agujero de Picaporte) ¡Sí ahí está! Tengo que pasar.
  • Picaporte: No, tú eres demasiado grande, seria Impasable.
  • Alicia: Dirá usted imposible.
  • Picaporte: No, impasable,aquí nada es imposible.

  • Picaporte: Lee las instrucciones, directamente te dirigirá en la directa dirección a donde quieres dirigirte.

  • Alicia: Más vale cerciorarse, porque sí se toma de un frasco que dice "Veneno", lo más seguro es que te haga algún daño. Sí no es que algo más.

  • Alicia: (Bebe desde la botella de "Bébeme") Mmh... sabe a chocolate. (De repente disminuye de tamaño, toma otro sorbo) Cereza. (Disminuye de tamaño, otro sorbo) Plátano. (Disminuye considerablemente de tamaño y Alicia no soporta el peso de la botella) Durazno. (Se encoje y deja caer la botella) ¡Ay, Dios mío! (Al no soportar el frasco, la etiqueta se coloca sobre ella) ¿Qué es lo que hecho?
  • Picaporte: (Ríe) ¡Un poco más y desapareces!
  • Alicia: (Corre hacia el picaporte) ¡Pero, mira! ¡De este tamaño ya puedo entrar!

(Ella va abrir la puerta, pero Picaporte se aleja)

  • Picaporte: No, es inútil. (Risas) Olvidé decirte. Que estoy bien cerrado.
  • Alicia: ¡Ay, no!
  • Picaporte: (Deja de reírse) Pero claro, tú tendrás la llave y con ella...
  • Alicia: ¿Qué llave?
  • Picaporte: Vamos, ¡¿no la habrás olvidado allá arriba?!

(En la mesa aparece magicamente una llave)

  • Alicia: ¡La llave!

  • Dodo: ¡Allá! O como dijo Colón, ¡tierra a la vista!

  • Dodo: ¡Oye!, así nunca vas a secarte.
  • Alicia: ¿Secarme?
  • Dodo: Tendrás que correr con nosotros. Regla 10, inciso 4º.

  • Tweedledee: Sí crees que somos de mentira, paga por vernos.
  • Tweedledum: Sí crees que somos de adeveras, tienes que hablarnos.
  • Tweedledee, Tweedledum: Es lógico.

  • Tweedledee, Tweedledum: (Cantan juntos) Un apretón de manos, es lo primero, un apretón de manos, después decir tu nombre.
  • Tweedledee, Tweedledum: ¡Es lo correcto!

  • La morsa: Es tiempo ya de ir a pasear y de la mar salir/ El mundo a ver y a conocer os vais a divertir/ Venid preciosas ya vereis tendremos un festín/ Holgar, vagar, ese es la ley/ Así lo manda el rey.

  • Alicia: (Después de la historia) Que cuento tan triste.
  • Tweedledee, Tweedledum: Eh, y tiene su moraleja.
  • Alicia: Si, claro, muy buena moraleja sí fueramos ostras.

  • Conejo blanco: ¡Pero, Mariana! ¿Qué estás haciendo aquí?
  • Alicia: ¿Mariana?
  • Conejo blanco: No hagas nada, estás allí parada... ¡No, no! ¡Anda tráeme mis guantes! ¡Pronto! ¡Pronto! ¡Es tarde!
  • Alicia: ¿Pero tarde para qué? Eso es lo que yo quería...
  • Conejo blanco: ¡Mis guantes!

(Sopla la trompeta)

  • Conejo blanco: ¡Pronto! ¡¿Qué no oyes?!
  • Alicia: ¡Ay, qué gritos! Y ya sólo falta que Diana me mande.

  • Conejo blanco: Necesitamos un escortijo con lagartera... un acertijo... ¿nos ayudas?
  • Bill: A tus órdenes, jefe.
  • Dodo: Bill, muchacho. ¿Te has metido en alguna chimenea?
  • Bill: Pero, jefe, he limpiado miles de chimeneas.
  • Dodo: Estupendo, estupendo. Métete por la chimenea y saca al monstruo de los cabellos.
  • Bill: Yo nunca fallo. ¿Monstruo? ¡Aaahhh!

  • Dodo: (Cantando) Ya no hay porque dudar, la vamos a incendiar.

  • Alicia: Ah, pero qué disparate. Las flores no hablan.
  • La rosa: Por supuesto que hablamos, querida.
  • Orquídea: Sí alguien es digno de nuestra atención.
  • Margarita: Soltamos la lengua.

(Risas)


  • Margarita: Oye, ¿de qué clase de jardín provienes tú?
  • Alicia: Yo no vengo de ningún jardín.
  • Margarita: Ay, ¿a lo mejor es una flor del campo?

  • La rosa: ¿Dinos de qué especie o digamos género provienes, querida?
  • Alicia: Pues supongo que soy del género... humano. Alicia.
  • Margarita: ¿Has visto alguna alicia con un capullo como este?
  • Orquídea: Pues pensándolo bien ni con capullo ni sin él.
  • Margarita: Es cierto. Y fíjate, qué corola. Qué color tan peculiar.
  • Orquídea: (Olfateando a Alicia) Y ni tiene aroma.
  • Margarita: (Levanta el vestido de Alicia, para observar lo que tiene dentro) ¡Ay! Y miren esos tallos.
  • La rosa: (Como Alicia golpea a Margarita para que la deje en paz) Muy raquíticos, diría yo.
  • Rosita: Pues a mi me gusta.
  • La rosa: Tu calláte, Rosita.

  • Alicia: Conque nos enseñan cosas bellas las flores, son ellas las que deben aprender buenos modales.

  • Oruga: ¿Quién... eres... tú?
  • Alicia: Ya... ya... ya no lo sé, señor. He cambiado tantas veces que ya no lo sé.
  • Oruga: Tampoco yo lo C, explícate.
  • Alicia: Es que no podría explicarme, señor, porque yo ya no soy yo.
  • Oruga: ¿Te has enredado?
  • Alicia: No puedo explicarme con más claridad, porque tampoco lo entiendo yo.

  • Oruga: ¿Quién eres tú?

  • Oruga: Recita.
  • Alicia: Eh. Sí señor. El alegre pajarito para aprender a cantar...
  • Oruga: Basta. Eso no es correctetéptico. Dice: El pequeño cocodrilo para aprender sus cantares usa las aguas del Nilo con sus notas musicales. Con hipo... con hipo... con hipócrita modestia sus garras ponen a indicar a los tiernos pececillos por donde deben entrar.
  • Alicia: Pues yo nunca lo he oído recitar en esa forma.
  • Oruga: Lo sé. La he mejorado mucho.

(La oruga ha llamado a Alicia frustada para terminar la conversación)

  • Alicia: ...¿Qué quiere?
  • Oruga: No te enojes.
  • Alicia: ¿Y eso es todo?
  • Oruga: No. "Exacticamente" ¿qué es lo que te preocupa?
  • Alicia: Exactica... exactica... pues es precisamente esto. Me gustaría medir un poco más.
  • Oruga: ¿Por qué?
  • Alicia: Oiga usted, es que diez centímetros de alto no es nada.
  • Oruga: (De repente se enfurece) Nada. Esa es "exacticamente" mi estatura. Es una estatura ideal. Ideal.
  • Alicia: No me grite. ¡Que yo no soy un *gusano*!

  • Oruga: Por cierto, que tengo algunos consejos útiles que darte. Un lado te hará crecer.
  • Alicia: ¿Un lado de qué?
  • Oruga: Y al otro te hará más pequeña.
  • Alicia: ¿El otro lado de qué?
  • Oruga: ¡DEL HONGO, TONTA!

  • Alicia: (Después de comer el hongo) Ya estoy aburrida de ser tan chiquita.

(De repente crece sin control)

  • Alicia: ¡Ay-ay-ay-ay-ay-ay-ay-ay!

  • Ave en el árbol: ¡Una serpiente! ¡Socorro! ¡Socorro! ¡Una serpiente!
  • Alicia: Espere no se asuste.
  • Ave en el árbol: ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Serpiente! ¡Socorro!
  • Alicia: Yo no soy una serpiente.
  • Ave en el árbol: ¿Qué? ¿No eres? Entonces, ¿qué eres?
  • Alicia: Soy una niñita.
  • Ave en el árbol: ¿Niñita? ¿Chiquita?

(Risas)

  • Alicia: Si lo soy, bueno, antes era chiquita.
  • Ave en el árbol: ¿Y vas a decirme que no comen huevos? ¡Contesta!
  • Alicia: Si los como como, pero...
  • Ave en el árbol: Ah! ¡Ya lo sabía! ¡Ya lo sabía! ¡Serpiente! ¡Serpieeeente!
  • Alicia: ¡Ay! ¡No seas escandalosa!

  • Gato risón: El día y la luna gris/ Que-ma-ba y opacaba el Sol/ Que helaba con su fría luz/ A los momeraths también.
  • Alicia: Pero, ¿de dónde saldrá esa voz? No veo a nadie.
  • Gato risón: ¿Buscabas algo?
  • Alicia: (Voltea y ve a un gato sonriente hablando a ella) ¡Eh! No, no, no... No solamente estaba...
  • Gato risón: No tiene ninguna importancia. Espera un momento.

(Dos ojos aparecen y afina su boca, y aparece totalmente)

  • Gato risón: Segunda estrofa.

(Cantando)

  • Gato risón: El día y la luna gris/ Quemaba y opacaba el Sol.
  • Alicia: Pero, si no eres más que un gato.
  • Gato risón: Un gato *risón*.

(Comienza a desaparecer)

  • Gato risón: Que helaba con su fría luz.
  • Alicia: ¡No espérate! ¡Por favor, no te vayas!
  • Gato risón: Tercera estrofa. En tu honor.
  • Alicia: No, no. Ya no. Gracias. Sólo quiero saber que camino debo tomar.
  • Gato risón: Pues depende a donde quieras ir tú.
  • Alicia: Eso no importa, sí tu me dices.
  • Gato risón: Entonces realmente no importa el camino que escojas.

  • Picaporte: ¡Ay! Todavía estoy cerrado.
  • Alicia: Pero la reina, me persigue.
  • Picaporte: Pero sí estás afuera.
  • Alicia: ¿Qué?
  • Picaporte: Ve por el ojo de mi boca.
  • Alicia: Pero si soy yo. Estoy dormida.
  • Reina de corazones: ¡Que no se escape! ¡Córtenle la cabeza!
  • Alicia: (Asustada) ¡Alicia despierta! ¡Por favor despierta!
  • Reina de corazones: ¡Córtenle la cabeza!

(La pandilla se acerca y la pantalla se desvanece en multicolor, hasta que muestran a Alicia durmiendo sobre el árbol)

  • Alicia: ¡Alicia! ¡Alicia!
  • Hermana de Alicia: (Cambiando de voz) ¡Alicia! ¡Alicia! ¡Alicia! ¡Ya no te estés durmiendo! ¡Repíteme la lección!

(Últimas líneas)

  • Alicia: El pequeño cocodrilo para entonar sus cantares usa las aguas del Ni...
  • Hermana de Alicia: ¡Alicia! ¿Pero de qué cosa me estás hablando?
  • Alicia: Oh. Perdón, pero el señor Don Oruga dice que...
  • Hermana de Alicia: ¿El señor Don Oruga? ¡Ay qué niña esta! Alicia ya... Ah, no, es inútil. Anda ya es hora de merendar.

Enlaces externos[editar]