Abzurdah

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Abzurdah
Autor Cielo Latini
Publicación 2006 (hace 8 años)
Idioma español

Abzurdah (2006) es una novela autobiográfica de la escritora argentina Cielo Latini.

Citas[editar]

  • "Así es el ser humano: subjetivo y con memoria selectiva"
    • Uno, pág 10.
  • "Nunca me gustó eso del comunismo. ¿Todo para todos? Siempre hay un vivo que se apropia de lo que es de todos."
    • Batata macabra, pág. 15.
  • "Los amores juveniles son así. Obsesivos, absolutos, a todo o nada. Lo terrible es que muchos años después uno siga comportándose de la misma manera. Lo doloroso es que así se quede uno: siendo una maldita obsesiva."
    • El muñequito suicida y el perro asesino, pág. 36.
  • "Mi obra de arte constaba de una horca metalizada de la que colgaba una supuesta soga. Y enganchado cómodamente en su fría parálisis, un muñequito ahorcado. Era imperturbable, era de metal y estaba muerto. Suicidado. Se había autodeterminado la muerte. Era solo un muñequito, pero su cabeza tenía hilos de metal enrollados como ideas y deseos no llevados a cabo: tantas ideas y tantos deseos lo habían llevado a la muerte."
    • El muñequito suicida y el perro asesino, pág. 37.
  • "¿Alguna vez sintieron que no tenían ganas de nada? Ni de levantarse, ni de comer, ni de hablar por teléfono, ni de saludar a la familia, ni de hacer cosas que les den placer. Así me sentía yo."
    • Un clavo oxida otro clavo, pág 55.
  • "La historia de una trasformación feroz: de la muñeca de porcelana que se estropeó contra el asfalto. Una historia de inconvenientes y de las ganas de morir; del hambre, del miedo y una moraleja jamás escrita, una experiencia aún no procesada."
    • Un clavo oxida otro clavo, pág 56.
  • "Una vez más, un clavo sacó otro clavo... En realidad, esta vez, un clavo oxidó al otro."
    • Un clavo oxida otro clavo, pág 56
  • "En comparación con Alejo, Saddam Hussein merece el Nobel de la Paz"
    • Un clavo oxida otro clavo, pág 57
  • "Le creí, le creía cualquier cosa. Si me hubiera dicho que después de violarme iba a aparecer Papá Noël con una bolsa llena de Barbies para mí, también lo hubiera creído."
    • Un clavo oxida otro clavo, pág 72.
  • "<<Me niego. Me rehúso a que me coman los buitres, voy a pelear hasta que se muera.>> Mentira, siempre digo algo y hago lo opuesto."
    • Donde lo oscuro y el placer se mezclan, pág. 85.
  • "Erotomanía: la sufro. Soy consciete de eso, pero solamente cuando me aíslo, me alejo y me desdoblo. Solo así puede entender que quizás no sea tan importante, no es tan trágico o que tal cuestión no merece mi muerte."
    • Superhéroe electrocutado, pág. 92.
  • "No sé por qué tuve esa necesidad de ahuercarme, supongo por mis ganas de adaptarme al ambiente tipo. Y tipo, entré a la UCA. Y nada tipo, era super cool."
    • La reina del universo, pág. 99.
  • "Así soy yo: extrema hasa límites insospechados."
    • Wellcome belle Úrsula!, pág. 105.
  • "Eso era: una dulcísima azucarada venganza que no le hacía mal a nadie, excepto a mí."
    • Wellcome belle Úrsula!, pág. 105.
  • "Eso terminó de matarme, ahora sí: por favor, introduzcan mis dedos en el enchufe y rocíenme con cianuro en polvo.
    • Wellcome belle Úrsula!, pág. 110.
  • "Ahora sí, elimínenme, desháganse de lo que queda de mí, transfórmelo en palomitas y dénselo de comer a Alejo para cuando vaya el cine a ver una de miedo.
    • Adicta, pág. 116.
  • "Ajústense los cinturones y por favor permanezcan sentados. Voy en un vuelo propenso a estrellarse y, sin embargo, sigo volando."
    • La cápsula malvada, pág. 119.
  • "El reemplazo es sinónimo de sofocacción, de que me puedo morir inmersa en convulsiones sin remedio alguno. No me reemplaces."
    • La cápsula malvada, pág. 120.
  • "Los míos eran vómitos cósmicos, siderales... Dejaban estelas de comida pegadas en las paredes de los inodoros que visitaba. Después de vomitar tenía que toser hasta que se me fuera la sensación de <<comida atrapada>> en algún escondite de mi garganta."
    • Vómitos cósmicos, pág. 122.
  • "Allí soy hermosa e inteligente, nadie puede ganarme, no hay límites ni barreras: todo lo puedo."
    • Insuficientemente flaca para llamar tu atención, pág. 134.
  • "Si no me amaba, entonces iba a morirme: y me iba a morir hermosa, inteligente y con el cuerpo perfecto."
    • Mentiras de mármol, pág. 147.
  • "<<Ana>>, así llamaban las anoréxicas a su diosa, y Ana se convirtió en pocas semanas en el objeto de mi devoción."
    • Me como a mí, pág. 150.
  • "No consideres doloroso lo que te hace bien."
    • Me como a mí, pág. 165
  • "Yo era una princesa, sí. Eso sentía: era delicada, inteligente y frágil."
    • Me como a mí, pág. 165.
  • "El dolor es temporal, la gloria es eterna."
    • Un cuerpo imperfecto refleja a una persona imperfecta, pág. 165
  • "Los insultos salieron de mi boca como vómito cósmico mezclado con mucha agua."
    • Anoréxicamente correcta, pág. 182.
  • "Quería conocerlos y a la vez pensar en ellos me provocaba náuseas."
    • La usurpadora, pág. 188.
  • "Ana y Lágrima fueron sinónimos, y me sentí por fin reina del universo."
    • Contigo cigarrillos y agua mineral, pág. 201.
  • "No sabía como decirlo, pero sentía que me estaba acortando la existencia y no precisamente por la anorexia o bulimia, sino por la melancolía que me atacaba y no me dejaba existir"
    • Traición carmín, pág. 209.
  • "Me estaba matando y un día, cuando apareciera muerta, iba a sentir un poco del dolor que todos los días me provocaba."
    • Traición carmín, pág. 209.
  • "Quería ser él, porque yo no era yo."
    • Estás muerta, pág. 222
  • "Querés morirte y ténes millones de razones por la cual hacerlo. Y sin embargo, todavía rogas por una sola razon para quedarte[...]Y no la encontrás, no porque no sepas buscar sino que simplemente no la hay."
    • Todo sobre Ana, pág. 238.
  • "Ana no tiene muchas exigencias: solo me obliga a serle fiel. Y cuando no siente que la merezco, se cerca a mí otro ángel, la bulimia, y me ayuda a darme cuenta de que Ana es menos peligrosa y no me daña. No es una obsesión y es tan perfecta que no da a conocer su rostro, porque todos la llevamos dentro, pero solo unos pocos elegidos sabemos cómo llegar a ella."
    • Todo sobre Ana, pág. 238.
  • "Y llorar hasta el desmayo o el interminable dolor de cabeza que parece encarnársele a uno en los más profundo de los sesos. Tener tanto odio por uno mismo, tanto que hasta nos parecen irreales e inentendibles todos aquellos años de convivencia con nuestras mentes perturbadas, tantos años de soportarse a uno mismo."
    • Todo sobre Ana, pág. 239.
  • "Entonces llámenme egoísta, pero no pienso soportar este dolor. La gente es tan moralista, tan hipócrita. No entienden lo que se siente; no lo pueden enternder porque la depresión, la anorexia, la bulimia, llevan a la persona al extremo."
    • Todo sobre Ana, pág. 240.
  • "Los otros no existen: son la muerte, las pastillas, la cuerda, el balcón, la bañera, el secador de pelo, el maldito tren, lo que fuera. Sos vos y tu muerte, más próxima que nunca. Y esta vez claramente inevitable."
    • Todo sobre Ana, pág. 241.
  • "Mi vida siempre había sido un largometraje tragicómico. No podía terminar bien, no podía comer perdices. Iba a suicidarme."
    • Cómo suicidarse y no morir en el intento, pág. 242.
  • "Mareadísima, pero todavía algo consciente, fumé unos cuantos cigarrillos mientras esperaba mi muerte. Tomé una lapicera y escribí las paredes. No sabía qué estaba escribiendo, pero las paredes de pronto perdieron su blanca palidez. Al lado de as fotos de mi familia hice flechas y comentarios <<Te amo>>, <<Te adoro>>, <<Nunca los voy a olvidar>>, <<¡Ídolo!>>. Al lado de la foto de Alejo una flecha rezaba: <<Es tu culpa>>. ¿Fue su culpa? Ya era tarde. Estaba muerta."
    • ¿Estoy muerta?, pág. 255.
  • "Primero fue la muñeca izquierda. Cuchillo tramotina recién comprado. Filoso. Muy, muy filoso. Nueve fueron los primeros cortes. Una vez que pensé que podía soportar el dolor seguí más abajo. Mis manos sangraban, por supuesto, pero no me desangraba como para morirme."
    • Resurreción, pág. 256.
  • "Cuarenta y siete kilos de penumbras y abandonos, de sangre coagulada. Un ser asexuado, sin vida, sin cejas, sin pelo."
    • Resurreción, pág. 260.
  • "Los huesos me salían por todos lados y no tenía pelos, era un ser inevitablemente desagradable, y sin embargo no me intereaba. Yo me sentía hermosa, no iba a pararme un error, cualquiera que hubiera cometido.."
    • Pastillita de la felicidad (te dormiermos), pág. 264.
  • "Me calmaba, me hacía sentir de nuevo persona y no tanto esqueleto o zombie vuelto de la muerte para quedarse a mitad de camino."
    • Pastillita de la felicidad (te dormiremos), pág. 270.
  • "Lo que me ayudaba me destruía, una vez más."
    • Pastillita de la felicidad (te dormiremos), pág. 270.
  • "Planeaba mi suicidio nuevamente y quería verlo por última vez. Tocarlo, necesitaba sentirlo cerca."
    • El frío del sacapuntas, pág. 276.
  • "Sobrevivo. Sigo viva. Paso por alto lo negativo, lo reprimo, lo guardo en lo más recóndido de mi ser o lo trasformo en historias que jamás pasaron. Junto memorias, me aíslo, me pierdo."
    • Antes del amanecer, pág. 292.